Ya se utilizan detectores de metales en la Ciudad Judicial de Roca


La seguridad dentro del edificio de la Ciudad Judicial de General Roca se encuentra reforzada desde la semana pasada con la utilización de detectores de metales. Se trata de dos dispositivos electrónicos de mano, cuya utilización está a cargo del personal policial que presta servicio en el edificio central del Poder Judicial de la Segunda Circunscripción.
Los detectores comenzaron a utilizarse en distintos sectores del inmueble, con principal aplicación en el subsuelo, donde se realizan las audiencias orales y públicas del fuero penal.
Se trata de una modalidad de control no invasiva, pues no se realiza una requisa manual sobre las personas ni se requiere una exhibición de ropas ni efectos personales. El paso a corta distancia del sensor digital permite detectar cualquier tipo de objeto metálico que pueda representar un peligro potencial para la integridad física de funcionarios, empleados y usuarios del servicio de justicia en general o pueda perturbar el normal desarrollo de las audiencias.
La compra de los detectores había sido anunciada por el juez delegado del STJ en la Segunda Circunscripción, Dr. Sergio Barotto, a finales de septiembre. En aquella oportunidad el magistrado informó que por disposición del presidente del Superior Tribunal, Dr. Ricardo Apcarian, se había ordenado la compra de dos dispositivos que serían utilizados como “prueba piloto” en Roca, para definir sobre la base de esos resultados la eventual adquisición de más detectores para el resto de las delegaciones judiciales.
La utilización de estos dispositivos ya tiene el carácter de “procedimiento rutinario”, por lo que se agradece la comprensión y buena predisposición que hasta el momento han demostrado todos los usuarios del servicio y el público que asiste a las audiencias.
El uso de los detectores de metales se suma como herramienta de prevención en la Ciudad Judicial de Roca al sistema de videograbación y monitoreo de cámaras de seguridad en puntos estratégicos del inmueble y a la presencia permanente de dos efectivos policiales y del equipo de seguridad civil tanto en los accesos como en las dependencias internas del edificio.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.