Se trata de 48 nuevos agentes pertenecientes al agrupamiento en Seguridad. Durante el acto el gobernador Alberto Weretilneck solicitó a los egresados responsabilidad y respeto por las leyes y la sociedad.

Los nuevos uniformados, serán destinados, en una primera etapa, al operativo de invierno y luego se les asignarán destinos de acuerdo a la necesidad de la institución.

Durante la ceremonia, el Mandatario aseguró que es motivo de alegría y satisfacción para la Policía de Río Negro y para el Estado provincial “la decisión de estos jóvenes sobre portar un uniforme tan importante, trascendente e histórico para la Provincia”.

“Llevar este uniforme significa portar uno de los más respetados, pero también conlleva la responsabilidad de tener una buena conducta, el respeto por las leyes y por las personas, pero fundamentalmente significa acompañar a los ciudadanos que todos los días, desde la mañana a la noche, trabajan, estudian y llevan adelante esta querida Provincia”, manifestó Weretilneck.

Asimismo, destacó que “la principal obligación de la Policía de Río Negro es acompañar a la Justicia en la lucha contra el delito”.

Por otra parte, Weretilneck recordó a los policías fallecidos en los últimos días en accidentes de tránsito y expresó: “Venimos de semanas difíciles; hoy los recordamos a ellos, como también al riesgo que significa ser policía y llevar adelante esta actividad”.

Asimismo, mencionó y felicitó a los efectivos que en los últimos días “vivieron momentos de heroísmo” y salvaron de un incendio a uno niño, así como también a quienes ayudaron a una madre a dar a luz a su bebé.

También resaltó el trabajo realizado en la Meseta, en El Manso, Río Chico y otros parajes “donde mujeres y hombres policías socorrieron a nuestros rionegrinos que necesitaban del acompañamiento y ayuda del Estado, por causa del temporal”.

Finalmente, deseó una gran carrera policial a los egresados e instó a que “pongan todos los días su capacidad al servicio de la comunidad y la institución”.
Del acto participaron el jefe de la Policía de Río Negro, Daniel Jara; el intendente de Sierra Grande, Nelson Iribarren; las legisladoras Roxana Fernández y Graciela Holtz; demás autoridades provinciales y municipales, integrantes de la Plana Mayor policial, representantes de las fuerzas de seguridad locales, retirados y vecinos.