Viedma: Se llevó a cabo taller para registros bibliográficos


Se llevó a cabo el Taller de Introducción a “Marc 21” para Registros Bibliográficos. Durante tres jornadas, agentes judiciales se capacitaron en el aula de la Escuela Judicial del Edificio de Tribunales de Viedma.
En la apertura del Taller dio la bienvenida el vocal del Superior Tribunal de Justicia y Presidente de la Escuela de Capacitación Judicial, Enrique Mansilla, quien agradeció la presencia y predisposición de los participantes y la labor de los organizadores.
Las docentes a cargo fueron la Lic. María Silvia Lacorazza y la Téc. Jessica Soledad Castaño.
María Silvia Lacorazza es Licenciada en Bibliotecología y Documentación, Jefa de la Biblioteca del departamento judicial de Avellaneda-Lanus y profesora en diversas cátedras del ISFDyT N° 35; por su parte, Jessica Soledad Castaño es Técnica Bibliotecóloga, Responsable de procesos técnicos en la Biblioteca Bialet Massé del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación y docente de en diversas cátedras del ISFDyT N° 35.
La actividad desarrollada brindó herramientas para facilitar los conocimientos sobre el formato MARC, sus ventajas y su aplicación en la catalogación y descripción de recursos bibliográficos y la importancia del control de autoridades. El curso combinó la presentación de las características y ventajas del formato con distintas prácticas orientadas a familiarizar al usuario con la estructura de MARC, sus campos, subcampos, entre otros aspectos, y con la práctica de la catalogación basada en este formato. También incluyó secciones relacionadas con el intercambio de registros MARC usando el protocolo Z39.50.
Participaron del mismo integrantes del Centro de Documentación Jurídica y del Departamento de Desarrollo Organizacional del Poder Judicial. Además del personal de Bibliotecas de la Universidad Nacional del Comahue (CURZA), la Universidad Nacional de Río Negro, la Legislatura de la Provincia.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.