VIEDMA: REDES SOCIALES ALERTARON SOBRE EL INTENTO DE SECUESTRO DE UNA NIÑA: PUDO SER UN ERROR DE INTERPRETACION.


No siempre “vox populi” es “vox dei” y en especial cuando la voz del pueblo nace, se magnifica, se distorsiona y se viraliza en redes sociales. “Unos gitanos quisieron secuestrar a una niña a la salida de la clase de inglés” fue el dato escalofriante que circuló por las redes. Ello coincidió con la presencia en la zona de una familia zíngara que ofrecían en venta pares de medias y todo el drama cobró verosimilitud para todos. También difundieron que un hombre se encontraba detenido por el hecho y ya fue cosa juzgada para todos. ¿Todo fue así de simple?
Fuentes policiales solo admitieron la detención de un hombre (sería un gitano) en “averiguación de antecedentes” por haber sido partícipe de un confuso hecho que sería una mezcla de leyenda urbana, con discriminación activa y viejas historias de gitanos roba-niños.
La suma de pequeñas verdades habría sido el detonante de una gran confusión.
Una pequeña (se habla de 8 años) salió de su clase de inglés en cercanías de Buenos Aires y Maestro Aguiar de Viedma. Al bajar las escaleras del instituto donde concurre su habría cruzado con una familia de gitanos (un hombre, una mujer y un menor) que rondaban la zona vendiendo medias.
Versiones aportadas por maestros de la menor señalan que ésta, al ver a los gitanos se habría asustado mucho, regresando al instituto a los gritos. La alteración de la niña solo se calmó cuando llegó su madre, que trabaja en un comercio cercano. En tanto, vecinos del lugar dieron cuenta a la patrulla policial, quienes procedieron a detener al gitano en “averiguación de antecedentes”, aunque no se tendrían mayores elementos para relacionarlo con un intento criminal.
Las redes sociales funcionaron a full, una vez mas, alertando y viralizando sobre posibles delitos. Falta conocer la versión judicial sobre el demorado y su familia para definir si fue una participación activa positiva de la gente o un posible error de interpretación. Lo más importante es que la niña se encuentra bien, con su familia, y su integridad no corre peligro.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.