Viedma: procesamiento para los autores del delito de tentativa de homicidio


El Juez Carlos Mussi, titular del Juzgado de Instrucción N° 4, ordenó el procesamiento con prisión preventiva de Leandro Oscar Cayamilla de 18 años por estimarlo autor penalmente responsable de tentativa de homicidio, doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por haber sido cometido con la participación de un menor.
También ordenó el procesamiento del menor de 17 años por estimarlo coautor del mismo delito.
Se les atribuye haber sido quienes el día 1 de marzo 2017 a la 1, en el exterior de la iglesia del barrio Lavalle de Viedma atentaron contra la vida de dos jóvenes de 14 y 15 años, disparándoles con un arma de fuego 9 mm, no logrando su cometido por la imprecisión de puntería del agresor y de la poca visibilidad que había en el lugar.
En la ocasión, al tiempo que uno de los imputados conducía un motocicleta en la que circulaba se acercó a las víctimas mientras el otro que iba de acompañante en la parte trasera de la moto, disparó el arma de fuego en reiteradas veces provocándoles heridas a ambos jóvenes.
En cuanto a la calificación legal el Juez concluye que los imputados intentaron quitarle la vida a las víctimas utilizando un arma de fuego, y explica: “no lograron su cometido, aparentemente porque Cayamilla habría estado bajo los efectos de alguna sustancia -según las víctimas estaba aspirando poxiran- lo que pudo haber afectado su puntería y también por la poca visibilidad que había en el lugar. (…) Si bien las lesiones sufridas por las víctimas revisten en principio carácter leve a estar a los certificados médicos incorporados, la cantidad de disparos efectuados desde una escasa distancia y el lugar del cuerpo en que las víctimas recibieron esos disparos (…), me permiten presumir esa intención homicida”.
En cuanto a la libertad ambulatoria el Juez afirma que existe peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación y agrega en su resolución: “En la presente investigación aún resta identificar a los otros jóvenes que acompañaban a las víctimas a los fines de recibirle declaración testimonial, quienes podrían verse atemorizados de recuperar la libertad el nombrado, como sustento del riesgo de entorpecimiento en la investigación”.
Por último, el magistrado explica: “Cayamilla había recuperado su libertad provisional tan sólo una semana atrás en el marco de una causa de trámite ante este Juzgado en la que resultó procesado por el delito de abuso de armas en concurso ideal con portación de arma de guerra y atentado a la autoridad. (…) Claramente el imputado posee un desapego total a las normas de convivencia y respeto por los derechos de terceros, desoyendo cualquier tipo de llamado de atención por parte de la autoridades, a lo que debe agregarse la ausencia de medios de vida lícitos, lo que se ilustra por la cantidad de procesos en trámites ante los dos juzgado de instrucción de esta ciudad, lo que permite inferir que no cabe otra decisión que imponer al encartado, la medida cautelar mas grave que tiene el Código Procesal, esto es la Prisión Preventiva”.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.