Viedma: juraron los jueces penales y el presidente del STJ se refirió a la Reforma Procesal Penal


El Presidente del STJ, Ricardo Apcarián, tomó juramento a los Jueces de Garantía Ignacio Mario Gandolfi, Juan Martín Brussino Kain y Adrián Miguel Dvorzak. El acto contó con la presencia de los vocales del Superior Tribunal, Adriana Zaratiegui y Enrique Mansilla, frente a un numeroso público que colmó el Auditorio del Poder Judicial.
Los jueces penales fueron designados por el Consejo de la Magistratura y tendrán asiento de funciones en la Primera Circunscripción Judicial.
Luego de felicitar a quienes asumieron, el juez Ricardo Apcarián destacó el trabajo del personal de Administración, Informática, Escuela de Capacitación, Recursos Humanos y Oficina Judicial, entre otros, para la implementación de la Reforma Penal.
También destacó el trabajo del Consejo de la Magistratura, tanto la composición anterior como la actual. Resaltó que entre el año pasado y este año se designaron 25 fiscales, 28 defensores y 7 magistrados.
Asimismo, recordó que se llevaron a cabo más de 90 capacitaciones y 2600 personas que participaron de las instancias formativas.
Luego, el presidente del STJ dijo que a pesar de los temores y de los pronósticos, “pasó el 1 de agosto y empezamos con las funciones”. Destacó que se han tramitado más de 65 expedientes de contrataciones y obras nuevas, y en el marco de la Reforma se incorporaron 3000 metros cuadrados de edificios nuevos y se refuncionalizaron casi 6000 metros cuadrados más.
Asimismo, explicó las dificultades que se encontraron para solucionar los temas edilicios, sobre todo en algunas localidades con escasez de construcciones, pero aseguró que son lugares de trabajo dignos y aceptables en el contexto general.
Luego el presidente del STJ aseguró que la evaluación de las primeras semanas de funcionamiento del Nuevo Código Procesal Penal es positiva y las audiencias se están llevando a cabo con normalidad.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.