VIEDMA: FOTOS: HACE UNA SEMANA SE ACCIDENTABA UNA NIÑA EN UN PUENTE PEATONAL. NADIE HIZO NADA. A NADIE LE IMPORTO


HACE UNA SEMANA SE ACCIDENTABA UNA NIÑA EN UN PUENTE PEATONAL. NADIE HIZO NADA. A NADIE LE IMPORTO

Naiara Maylen sigue paseando con papá y mamá. Recuperó su sonrisa luego del accidente que casi le cuesta la vida, al caer de un paso peatonal sin protección. La niña de 8 años, hoy sana y salva, nos recuerda con su imagen que debemos reclamar, exigir, que los responsables de hacer nuestra vida más segura, no queden impunes cuando se dejan ganar por la inacción y la inutilidad. ¿Después del accidente, arreglaron el pequeño puente por donde transitan decenas de personas cada día?. Hace una semana de la caída y aun nadie se hizo cargo del destrozo. ¿Acaso esperan que alguien más se lastime?
La estúpida burocracia nacional-provincial-municipal debe estar buscando argumentos para zafar del arreglo. “Yo no tengo la culpa. La tendrá El Gran Bonete” deben pensar aquellos que comen de nuestros impuestos y solo deben estar atentos a cosas simples como una baranda suelta y mortal. ¿Se enteraron de Naiara y su caída?
Hoy es viernes. A una semana del accidente que casi arruina una vida, otro padre asustado nos acerca imágenes de la desidia: donde debería haber un arreglo, hay cintas amarillas color vergüenza, inútil contención ante el riesgo inminente.
El que esto escribe no es especialista en arreglos, colocación de barandas caídas o seguridad ciudadana. Pero las canas y los años nos han dotado de una pequeña cuota de sentido común. Y desde ese mínimo conocimiento, nos atrevemos a preguntar: ¿es tan costoso un arreglo con soldadura en ese puente peatonal?’. “¿Porqué no ponen un poco de alambrado olímpico, hasta que encuentren una solución definitiva?, ¿Quién es el responsable del arreglo?” (Por favor no contesten El Gran Bonete).
A Naiara Maylen y sus papas, a la comunidad, al periodismo no les importa responsabilizar a un organismo, porque los culpables de la desidia se cuentan a montones y están en todos los estratos de los gobiernos.
Para evitar la puteada fácil, ojala que alguien decida arreglar ese paso peatonal sobre la ruta 3 y si quiere, que después le pase la factura a quien corresponda. Que no haya mas accidentes.
Mientras tanto, hasta que los trabajos se hagan, los “peatones del miedo” seguirán cruzando el puente de la vergüenza, haciendo equilibrio entre la estupidez y el olvido de los funcionarios, tratando de no caerse, tratando de no matarse.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.