VIEDMA: EMPEZO COMO UNA DISPUTA DOMESTICA Y TERMINO CON UN HOMBRE HERIDO DE GRAVEDAD Y UNA BATAHOLA DESCOMUNAL EN EL LOTEO SILVA


Barrio Alvarez Guerrero. 3 de la mañana del sábado. De pronto la quietud del barrio se transformó en una escéna de película de acción, con gritos e insultos, una mujer blandiendo un cuchillo, un hombre con intención de agredirla, policías queriendo separar y más de una decena de personas atacando a los uniformados con piedras y ladrillazos. Obligados al uso de escopeta reglamentaria, los policias hacen un disparo contra el piso, de manera preventiva para frenar el ataque y de esa manera logran alejarse del lugar.
La presencia de la patrulla habría sido requerida por el llamado desesperado de una mujer quien pidió ayuda porque la estaban agrediendo. A la llegada del móvil, de una vivienda cercana salió un hombre en dirección a la mujer y ésta, actuando de puro instinto, le arrojó una puñalada, trenzándose en un forcejeo. Para lograr que se separen los contendientes, los miembros de la patrulla realizan un disparo en dirección al suelo.
El estampido fue como una campana de alerta en el barrio, ya que, de la misma vivienda donde salió el agresor, comenzó a llover una lluvia de piedras y ladrillazos contra los policías, arrojados por un grupo de 10 o 12 personas.
En este punto las acciones se ponen confusas. Algunas fuentes señalan que hubo un disparo de escopeta con intención de disuasión, y que en ese momento, el hombre agresor de la mujer, se cruzó en la línea de tiro.
Ante el avance imparable de la turba de agresores, los policías se retiraron del lugar.
Minutos después, desde un puesto sanitario cercano al Loteo Silva dan cuenta del ingreso de un hombre con herida de arma de fuego quien había perdido piezas dentarias, presentaba heridas en la mandíbula y tenía mas de una decena de lesiones penetrantes en la zona del vientre. “Pronóstico reservado” dictaminaron los facultativos.
La justicia investiga todo el hecho para determinar responsabilidades.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.