VIEDMA: AMENAZA DE BOMBA EN EL CENT 40 DE VIEDMA BREVE HISTORIA DE LA “INTIMIDACIÓN PUBLICA”


VIEDMA: AMENAZA DE BOMBA EN EL CENT 40 DE VIEDMA BREVE HISTORIA DE LA “INTIMIDACIÓN PUBLICA”

Si los jóvenes “traviesos” supieran qué significa “intimidación pública” y desde cuando se aplica en la historia argentina, seguro que pensarían dos veces antes de hacer llamados a las escuelas anunciando la colocación de una bomba para zafar de un examen, o simplemente, por diversión. La comunidad educativa del CENT 40 de Viedma, padeció anoche el accionar de algún iluminado que llamó amenazando y obligó a la evacuación del establecimiento mientras los bomberos y policías revisaban.
Si el o los “traviesos” analizaran el daño que hacen, lo pensarían dos veces. Existe un protocolo para estos casos que obliga a retirarse urgente del establecimiento mientras se malgastan horas/hombre en buscar una bomba que no existe porque ni siquiera son capaces de construirla sin que les explote en las manos. Dicho eso sin olvidar que, los elementos para fabricarlas no son de fácil acceso, como pretenden asegurar “Mac Gyver” y Hollywood.
El recurso de la amenaza para intimidar se uso siempre en tiempos de guerra. El teórico Tzun Tsú decía que hay que aterrorizar al enemigo para volverlo vulnerable. En las guerras mundiales se utilizó mucho para desviar la atención de los lugares de ataque: pasó con las innumerables amenazas de bombas a Londres, que la mayoría de las veces caían en otras ciudades.
En nuestro país, Montoneros, ERP, PRT, y la sigla que se les ocurra, usaron de la amenaza pública como una forma de combate eficaz. Solo había una salvedad: cuando avisaban de la colocación de una bomba, generalmente estallaba pocos minutos después.
No hubo avisos con la AMIA y la Embajada de Israel. No hubo avisos con los ataques a las Torres Gemelas. No avisaron con la bomba a Coordinación Federal en 1976, con 23 muertos y 60 heridos.
Llamar a una escuela para avisar de la colocación de una bomba es una cruel burla a la historia, a todos aquellos que perdieron la vida por artefactos colocados para calmar el odio ideológico de tantos irracionales. ¿Tanto “odio” le tienen a la profe de Matemáticas o Física que quiere tomar un examen?
Ojalá que la tecnología permita hallar a los responsables de la amenaza pública que obligó, una vez más, a evacuar una escuela, en medio de la noche, con el riesgo que ello implica para docentes y alumnos.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.