VIDEO: CON CELULAR, Y DESDE LA CÁRCEL, AMENAZAN DE MUERTE A OTROS DELINCUENTES. ¿QUIEN CONTROLA?


VIDEO: CON CELULAR, Y DESDE LA CÁRCEL, AMENAZAN DE MUERTE A OTROS DELINCUENTES. ¿QUIEN CONTROLA?

Las cárceles, en su concepto inicial, están pensadas como establecimientos donde se priva de la libertad a individuos que han delinquido, esperando que en su encierro reflexionen por las faltas y pecados cometidos y vuelvan a transformarse en seres útiles para la sociedad. Lindas palabras, pero ni usted ni yo, las creemos.
Las cárceles en nuestro país son depósitos de seres humanos que viven en condiciones extremas y que aprenden a defenderse y atacar, antes que aprender un camino para reinsertarse en la sociedad.
Los que viven allí, la mayoría residentes habituales de una, tres, diez entradas, manejan códigos de conductas propios, lenguaje patibulario y tienen algunos beneficios que a mas de uno, afuera, se les niega.
Hagamos una aclaración. Si una persona es condenada por un delito debe cumplir una pena. Mientras ello suceda no puede mantener mucho contacto con el afuera, mientras no sea para verse con su familia. O sea, contacto con el crimen, nulo.
Nadie se asombra con los secuestros virtuales en los que resultan víctimas personas muy mayores a quien le hacen creer que tienen a un familiar y que lo van a matar si no depositan una determinada suma de dinero. A nadie asombra que el llamado intimidatorio muchas veces proviene del interior de las cárceles. ¿Los presos pueden tener celulares?, la ley dice que no, pero parece que si.
El sitio digital www.noticiasrionegro.com.ar de Carmen de Patagones, publicó un video, que rápidamente se viralizó, aparentemente captado con la cámara de un celular, en el que dos detenidos, que dicen estar en un pabellón de la cárcel de General Roca, en un lenguaje inentendible por momentos, lanzan amenazas de muerte a diestra y siniestra mientras nombran a personas que serían delincuentes y que estarían prontas a ser trasladadas a ese penal.
Aunque no hay muchas precisiones, se dice que el video fue grabado en el mes de agosto y que el o los amenazados serían de Bariloche.
Uno de los delincuentes dice “cuídate de mi porque yo tengo gatillo y fierros afuera y cuando salga te voy a agarrar”, haciendo referencia a “abusos con los pibes” que intenta vengar.
No hay que detenerse en las amenazas sino en el medio utilizado, un video grabado con celular.
Un teléfono, en mano de un detenido, es un adminículo electrónico peligroso, por las múltiples aplicaciones que pudiera tener. Ningún incauto cree que lo tienen para llamar a la mamá los domingos. Todos imaginan, con justa razón, que arman y desarman hechos ilícitos, y amenazan de muerte a otros iguales a ellos.
Hay una evidente falla de los controles. Se realizan revisiones y requisas permanentes y los llamados siguen apareciendo. Alguien debe responder por esta irregularidad, y es la justicia y los responsables de la unidad penal.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.