UPCN: Para comparase con Nación, el ministro debería primero equiparar los sueldos


UPCN: Para comparase con Nación, el ministro debería primero equiparar los sueldos

El panorama salarial de los trabajadores provinciales de la Administración Pùblica de Rìo Negro es el peor en años. Y no solo ‘peor’, sino que presenta signos de gravedad, ya que los agentes rionegrinos tenemos serias dificultades para financiar nuestra economía doméstica: solo se llega a fin de mes con créditos y adelantos bancarios. En este contexto, el gobernador Weretilneck dice que el gobierno ‘se pone en el lugar de los trabajadores’, pero viene tomando decisiones sobre los salarios que demuestran lo contrario a lo que expresa y ajusta las cuentas sobre el lomo de los agentes provinciales.
Por otro lado, e ministro de Economía expresa en trascendidos mediáticos que “el ofrecimiento gubernamental consistirá en sumas fijas escalonadas, iniciando con 2.000 pesos en octubre, que constituye el piso fijado por el acuerdo de Nación con UPCN”. Suena bien, pero hay algo fundamental que no tiene en cuenta este funcionario y es que los trabajadores de Nación perciben salarios mucho más altos que los nuestros; reciben además 6.000 pesos por presentismo y tienen posibilidad de una carrera real, que incluso llega a los cargos directivos (tal y como lo propone el Escalafón estipulado en la Ley 3487 por cuya implementación la UPCN viene reclamando sistemáticamente desde hace años -porque hace a la calidad del trabajo de la Administración y la valoración del empleado-, mientras el gobierno hace oídos sordos).
O sea, que a la hora de hablar de los salarios provinciales, si este gobierno pretende compararse con los acuerdos alcanzados entre Naciòn y la UPCN, primero debe equiparar los sueldos a los nacionales y luego establecer la comparativa.
Este lunes, la UPCN asistirá a la convocatoria a la Mesa de la Función Pública expectante y, a la par, desarrollará una reunión provincial de la Mesa Directiva.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.