UPCN: Los compañeros del Registro Civil de Gral. Conesa trabajan en condiciones que atentan a su integridad


Otra vez la irresponsabilidad de este gobierno para con la seguridad laboral de los trabajadores y, de modo indirecto, el ninguneo a los ciudadanos en tanto destinatarios directos de los servicios que presta el Estado.
Desde la UPCN denunciamos formalmente las condiciones de extrema inseguridad en las que prestan servicios los trabajadores del Registro Civil de Gral. Conesa, cuya delegación funciona en una vivienda de vieja construcción con instalaciones de gas, agua, luz y sanitarias sin ningún mantenimiento. El edificio ni siquiera cuenta con la habilitación municipal.
Esta situación viene siendo denunciada desde hace tiempo sin obtener NINGUNA respuesta por parte de los responsables gubernamentales. Los compañeros de Gral. Conesa trabajan con goteras en el techo, filtraciones que llegan a los cables de electricidad y la consecuente ‘electrificación de paredes’; sin calefacción para paliar el frío del invierno patagónico, con parte del cielorraso colgando y a punto de caerse; con un baño sin luz y un sistema ‘manual’ (a baldes) para el desagote del inodoro; con pérdidas en las instalaciones del gas; entre otros problemas que ponen en peligro la integridad de los trabajadores y de los propios vecinos que van a realizar algún trámite al Registro Civil.
El edificio no cuenta con agua potable para el consumo. Son los propios trabajadores quienes pagan los bidones de agua en condiciones de ser bebida (que incluso se le convida también los usuarios que lo solicitan). La cocina donde calientan el agua data de 1970, está muy estropeada, tiene en funcionamiento una sola hornalla y sin perillas (esta se activan con una pinza). De las siete habitaciones que tiene la casa, solo dos poseen un calefactor que, obviamente, son absolutamente insuficientes para calefaccionar los cinco ambientes restantes.
Cabe destacar que además de no recibir respuestas del organismo a nivel provincial, tampoco tuvieron la asistencia de la Secretaría de Estado de Trabajo a cargo de Lucas Pica, siendo que este es -supuestamente- el organismo que controla y debe garantizar las condiciones de seguridad e higiene de los lugares de trabajo, velando por el cumplimiento de las disposiciones legales relativas al medioambiente laboral, para proteger la vida y las condiciones psicofísicas de los trabajadores y demás ciudadanos que circulan eventualmente por el edificio.
La denuncia se elevó a través de una nota al responsable de la Dirección de Registro del Estado Civil y de la Capacidad de las Personas, Lucas Villagrán, detallando las terribles condiciones edilicias y de mantenimiento de la Delegación del registro Civil de General Conesa y con fotos testigos del estado en el que se prestan servicios a los ciudadanos de esa localidad. La nota fue con copia a otros responsables directos de la situación: el ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo y el secretario de Estado de Trabajo, Lucas Pica.

(COMUNICADO UPCN)


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.