UNA “LAGUNA” DE AGUAS CLOACALES EN EL BARRIO GUIDO DE VIEDMA. NO APTO PARA OLFATOS DELICADOS


UNA “LAGUNA” DE AGUAS CLOACALES EN EL BARRIO GUIDO DE VIEDMA. NO APTO PARA OLFATOS DELICADOS

 

Parafraseando a Shakespeare que le hacía decir a Hamlet “algo huele mal en Dinamarca”, podríamos expresar que algo tiene olor a caca en un sector del Barrio Guido de Viedma. Una inmensa laguna de aguas servidas que apareció en un playón cercano a avenida Cagliero “aromatiza” el aire con perfume a cloacas. Los líquidos residuales están allí desde hace unos días, pero muy cerca de ese lugar, hace meses que un pequeño curso de agua infecta una de las entradas al barrio.

Los historiadores cuentan que Paris, en la antigüedad, era hermosa por sus palacios, pero a la vez era la ciudad más fétida del mundo porque, al no existir sistema de cloacas, los habitantes usaban la “pelela” y tiraban todo por la ventana. Cuando comenzaron a morir pobladores por las condiciones de falta de higiene y sanidad, recién se dieron cuenta que había que hacer algo.

No podemos esperar que  las lagunas de aguas servidas transformen sectores de Viedma en focos infecciosos. Hay que actuar antes.

Pasar por ese sector de Cagliero es toda una aventura. Ni siquiera con los vidrios cerrados de un vehículo deja de sentirse el olor fétido de las aguas estancadas. Y para los vecinos (los cercanos o más lejanos) es una odisea respirar teniendo que contener las náuseas por lo fétido del ambiente.

Más allá de cualquier situación estética u olfativa, la presencia de aguas residuales es un foco infeccioso que abre la puerta a enfermedades de todo tipo, principalmente en días donde las temperaturas se elevan.

Alguno dirá que los vecinos del Guido y zonas aledañas ya deberían estar acostumbrados al terrible olor porque existe una planta elevadora de líquidos cloacales en Cagliero y casi Bouchard que esparce su presencia nauseabunda en el aire durante todo el año.

La “laguna de caca” a un costado del Guido necesita atención inmediata del área correspondiente (¿DPA?, ¿ARSA?) antes que se agudicen los problemas sanitarios de los vecinos.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.