UNA CARNICERÍA PARA “TODES Y TODAS”. ESTA EN COMODORO RIVADAVIA


UNA CARNICERÍA PARA “TODES Y TODAS”. ESTA EN COMODORO RIVADAVIA

Cuando se escucha utilizar el lenguaje inclusivo, más de uno se altera por una moda que no tiene futuro y solo sirve como provocación. El “todes nosotres” es revulsivo y nadie puede explicar que quieren lograr con su uso, aunque algunos esgrimen confusos argumentos a favor de la inclusión. Por lo pronto la Real Academia Española, encargada de cuidar la pureza del idioma castellano, falló en contra de este tipo de sublengua destinada a desaparecer porque no tiene sustento alguno.
Más allá de todas las elucubraciones técnicas, ideológicas o políticas, un carnicero de Comodoro Rivadavia, rápido de reflejos, decidió usar la inclusión como mecanismo publicitario. Es así que en su local ofrece “osobuque, asade con huese, chulete y noville”, entre otros cortes de carne.
Una gran pizarra, en la vereda de la carnicería le anuncia a “todes o tod@s” que su “mondongue” cumple la premisa de inclusión cárnica. Un verdadero hallazgo


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.