Una calle de la ciudad lleva el nombre de Fernando Alduvino


Esta mañana se realizó la señalización de una de las calles del barrio San Martín con el nombre de Fernando Alduvino, una de las víctimas de la Triple A, durante en año 1976.
El emotivo acto se realizó con la presencia del Intendente José Foulkes, Verónica Alduvino, hermana de Fernando y Gonzalo Ibeas, su sobrino. Acompañaron la Asociación de Familiares y víctimas del terrorismo de estado, Oscar Meilán, la madre de Plaza de Mayo, Marcela Egues, la Subsecretaria de Derechos Humanos, Gladis Cofre, el Secretario de Desarrollo Humano, Ariel Sarricouet, la Secretaria de Derechos Humanos de Río Negro, Laura Méndez, alumnos de la Escuela Nº 297, Ismael Curugual, presidente de la junta vecinal, autoridades municipales, concejales y público en general.
Durante el reconocimiento la Subsecretaria de DDHH, Gladys Cofré, se refirió a la importancia simbólica de este hecho y destacó a la jornada como parte de una política pública.
“Pensamos la memoria como una construcción colectiva, la memoria es presente, tenemos que mirar permanentemente al pasado, sino no podemos construir un futuro. Junto con la justicia y la verdad debe venir la reparación por la identidad de la sociedad y cada uno de nosotros”, expresó.
El Presidente de la Junta Vecinal del barrio San Martín, Ismael Curugual, recordó la historia y parte de la vida de Fernando Alduvino. Además habló de la importancia de la aprobación de las Ordenanzas que permitieron las señalizaciones de diferentes calles de la ciudad con nombres de víctimas del terrorismo de estado y de la Triple A.
Verónica Alduvino agradeció a sus familiares, al Intendente, y a todos los presentes por brindarle su apoyo. “Quiero resaltar la palabra reconocimiento; volver a conocer a mi hermano, un ser humano con profundos ideales, este reconocimiento es para que nos miremos y que esta parte invisibilizada del Terrorismo de Estado, durante un gobierno democrático, sea enfrentada y reconocida, necesitamos reconocer para no olvidar”.
Fernando Alduvino fue secuestrado de su domicilio en Bahía Blanca por la Triple “A”, la madrugada del 21 de marzo de 1975. Fue asesinado el 21 de marzo de 1976, su cuerpo sin vida fue encontrado a la vera de la ruta N° 35, con 13 balazos en su espalda, cuello y cabeza.
La triple A, actuó entre los años 1974 y 1975, en el ciclo del terrorismo de Estado anterior al golpe del 24 de marzo de 1976, las víctimas en su mayoría fueron militantes estudiantiles de la Universidad Nacional del Sur y de la Universidad Tecnológica Nacional o militantes gremiales. El grupo paraestatal operó con el propósito de penetrar y controlar los espacios de poder del ámbito universitario local, para desplegar desde esa posición el programa de persecución y eliminación contra distintos sectores de militancia gremial-estudiantil.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.