UN LABORATORIO CHILENO ESTUDIA UNA VACUNA PARA EL HANTAVIRUS. PODRIA ESTAR DISPONIBLE EN UN AÑO


UN LABORATORIO CHILENO ESTUDIA UNA VACUNA PARA EL HANTAVIRUS. ESTARÍA DISPONIBLE EN UN AÑO

El ritmo vertiginoso de contagios que caracterizó al brote de hantavirus en Epuyén, parece haber calmado su avance desde la aplicación de medidas de control y prevención, principalmente las relacionadas con aislamiento de personas sospechadas de portar la enfermedad. Desde diciembre pasado, se contabilizan 28 casos positivos con 10 muertes. Hay casos sospechosos que se siguen de cerca, aunque ya hace varios días que no aparecen nuevos contagios.

En este marco trascendió que el Centro de Biotecnología y Biomedicina SpA de la Universidad de Concepción, en el sur de Chile, avanza en la elaboración de un protocolo de inmunización contra el hantavirus, basado en el plasma sanguíneo de pacientes que se curaron de la enfermedad, y que podrían portar anticuerpos en su organismo. En la misma línea estarían trabajando en una vacuna.

Desde el país trasandino se contactaron con autoridades de salud argentinas para coordinar acciones conjuntas “a fin de acelerar el desarrollo de una vacuna contra el hantavirus. La intención es llevar a cabo las etapas de evaluación preclínica y clínicas de esta formulación vacunal, siguiendo a los estándares de la entidad reguladora Argentina” señalaron los chilenos, para agregar que “la colaboración con el Instituto Carlos Malbrán podría acelerar notablemente la llegada al pueblo de esta vacuna”. En la zona sur y austral de Chile también se han registrado casos de hantavirus.

Es dable entender que, la cooperación internacional sanitaria no va a solucionar la crisis que afecta actualmente a Chubut, ya que los estudios pueden demandar mas de un año antes de tener la vacuna a disposición de los entes estatales. Pero se entiende como un avance ante contagios futuros de una enfermedad que es endémica.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.