Golpear choferes, quemar camiones, tirar la carga sobre el asfalto y sembrar una ruta con super clavos miguelitos, puso en estado de alerta a todo el empresariado vinculado al sector exportador de granos, acopios, cerealeras y a la Bolsa de Comercio de Rosario que rechazaron los hechos vandálicos.

365
Share