Suteba Patagones denuncia el cierre de los bachilleratos de adultos en la provincia de Buenos Aires


El dirigente de Suteba, Andres Amorso, contó hoy a los micrófonos de LU15, en el programa de Raúl Alvarez, acerca de la intención del gobierno de la provincia de Buenos Aires de cerrar todos los bachilleratos de adultos.

Por medio de la resolución N° 1657/17, la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, dispuso el cierre de los bachilleratos de adultos y estableció que “a partir del 1° de enero del año 2018, los alumnos de 18 años o más, que requieran iniciar o finalizar sus estudios, primarios y/o secundarios, deberán concretarlos bajo las diferentes ofertas educativas” dependientes de la Dirección de Educación de Adultos.

Las autoridades educativas de la provincia plantean que lo hacen para mejorar la calidad de estudios de los jovenes de 18, ya que consideran major que vuelva a la escuela secundaria a cursar con compañeros de 16/17 y no lo haga en la de adultos con hombres de 50.

Así entonces, los mayores de 18 años podrán terminar sus estudios en cualquier tipo de modalidades que dispone la cartera educativa bonaerense para los adultos: Centros Educativos de Nivel Secundario; sedes de Fines Trayecto Secundario, y escuelas medias, en las que se dictan tutorías de Fines Deudores de Materias. También el gobierno de Vidal puso en funcionamiento una escuela online de Adultos en internet (www.educacionadultos.com.ar/educacion-de-adultos-3-0).

Pero la idea no fue bien recibida por un sector de la comunidad educativa, espcialmente los gremios docentes, que se movilizaron esta semana para que los bachilleratos de adultos sigan abiertos.

Al respecto de ello, la nota con el dirigente de Suteba que se puede escuchar en el audio superior de esta página.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.