Si el fallo de Bonadío tiene sustento, también deberían ir presos Federico Sturzenegger y Gabriela Michetti


Así lo sugirió ayer el juez federal Daniel Rafecas en su defensa ante el Concejo de la Magistratura, por el juicio político que se le sigue por haber desestimado la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner por el memorándum de entendimiento con Irán.

Según el juez deberían estar presos Federico Sturzenegger -presidente del BCRA-, por la gigantesca emisión de Lebacs, y Gabriela Michetti -vicepresidenta de la nación-, por el memorándum con Qatar, que incluso tuvo un agravante: a diferencia del memorándum con Irán, el de Qatar que afecta recursos de la Anses, no pasó por el Congreso.

Sin dudas la decisión del juez Claudio Bonadío abre enormes debates jurídicos, porque la aprobación del memorándum fue avalada por ambas cámaras del Congreso y no son pocos los juristas que entienden que se trata de un acto político no justiciable, propio de un presidente, como es definir la política internacional.

Rafecas se defendió así de la causa que lo acusa por no abrir a prueba la denuncia de Nisman y desestimarla en apenas tres días: Al considerar que se estaba ante una decisión política no justiciable, no tenía sentido demorar la decisión ni buscar pruebas.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.