S.C. de Bariloche.- El cuerpo de Seguridad Vial de la Policía de Río Negro, con asiento en Bariloche, incrementó los operativos de control en rutas y caminos de la zona, a partir de la situación climática que afecta la circulación de vehículos.

Personal de la repartición trabaja en distintos sectores de la jurisdicción, advirtiendo a los conductores sobre las condiciones de transitabilidad, con el objeto de prevenir accidentes.

La contingencia climática había sido anticipada a través de los pronósticos meteorológicos de las últimas jornadas.

Por ese motivo, la fuerza aconseja no transitar y en caso de que sea necesario, verificar el estado general del vehículo.

Es necesario además corroborar todos los sistemas de iluminación del vehículo; circular con velocidades mínimas, luces encendidas y evitar conducir en horarios nocturnos; no realizar maniobras como adelantamiento, evitando acciones bruscas sobre el volante y freno y en caso de tener que circular, contar con cadenas o neumáticos para la nieve.

Para la conducción en lluvia, tener los neumáticos en condiciones, al igual que los frenos, los limpia parabrisas, las luces y los desempañadores porque la lluvia reduce la visibilidad; los frenos se mojan por lo que hay que circular a baja velocidad. En ambos casos, nieve o agua, se debe recalcar el conducir con baja velocidad para evitar el “aquaplaning” el cual es el efecto de planeamiento del vehículo sobre el asfalto.