SE VIENEN LAS MULTAS POR VIDRIOS POLARIZADOS. COHERENCIAS E INCOHERENCIAS DE UNA MEDIDA RECAUDATORIA


SE VIENEN LAS MULTAS POR VIDRIOS POLARIZADOS. COHERENCIAS E INCOHERENCIAS DE UNA MEDIDA RECAUDATORIA

La provincia de Río Negro anunció pomposamente la puesta en funciones de ocho radares móviles durante la temporada de verano para controlar las rutas mas transitadas aparentemente en busca de mayor seguridad vial (aunque haya rutas –la mayoría- que están hechas un desastre y con falta de mantenimiento) y en busca de un fin recaudatorio difícil de enmascarar.
Junto con el anuncio informaron las tarifas de multas que se van a imponer rigurosamente, a saber:

– Conducir alcoholizado $ 19.475,50
– Exceso de velocidad $ 12.393, 50
– Vidrios polarizados $ 10.623
– Circular sin seguro $ 10.623
– Falta de comprobante de seguro $ 1.062
– Uso de escape libre $ 10.603
-Circular sin paragolpes,
Limpiaparabrisas, espero retrovisor
Falta de luces o guardabarros salientes $ 7.062

Llama la atención que el uso de vidrio polarizados laterales (99% de los autos que circulan los utilizan) sea una falta tan grave como no tener seguro, y se multe con el mismo monto, que llevar el escape libre. ¿Es grave o no, tener polarizados los vidrios laterales?, ¿hay que secuestrar el vehículo e impedirle que siga circulando o con pagar la multa se acaba la peligrosidad, y nos quedamos todos contentos?
Con respecto a este tema del oscurecimiento de los vidrios, los especialistas viales y la legislación nacional vigente no se ponen de acuerdo: hablan de opacidad, visibilidad, transmitancia, pero nada dicen de autorizar o negar el uso de los Films en vidrios laterales.
Lo mismo ocurre al hablar de la Ley Nacional de Tránsito: ¿que dice de oscurecer parcialmente los vidrios?
El profesor Andrés Martín, quien se desempeña en el Instituto de Iluminación Luz Ambiente y Visión del CONICET, señala “resulta unánime la creencia de que la ley Nacional de Tránsito prohíbe el uso de los vidrios oscurecidos. La ley no especifica nada acerca de oscurecer los vidrios (probablemente porque en el momento de su redacción no existía esa posibilidad), indica las condiciones de rigidez, fragmentación y transmitancia que deben reunirse en tanto vidrios de seguridad y enuncia una prohibición expresa a cualquier tipo de alteración fuera de fábrica que no haya sido regulada”.
Varias provincias tienen su propia legislación sobre el tema y algunas, como Mendoza, autoriza la colocación de polarizados “intermedios”, mientras que otras, como Río Negro solo avisa de las multas por lo que debe entenderse que entrando a suelo rionegrino, hay que quitarlos para no ser sancionados. ¿Ilógico? No, recaudatorio.
En este punto surgen más dudas que precisiones.

– Si siempre estuvo prohibida la colocación de laminas de polarizados, ¿porqué los estados comunales y la propia provincia autorizan la existencia de comercios que venden e instalan estas protecciones? Desde este anuncio de endurecimiento de los controles, estos comercios ¿serán obligados a cerrar o deberán cambiar de rubro?
– Como la reglamentación nacional no es clara ni uniforme, hay provincias que autorizan el polarizado “intermedio” o claro, prohibiendo el uso del llamado “presidencial” u oscuro. Eso sucede en Mendoza o Formosa, solo por dar un ejemplo. ¿Qué va a pasar con esos vehículos cuando ingresen a suelo rionegrino?
– ¿la ley será de aplicación uniforme para todos los que circulan, incluyendo los autos oficiales del gobernador, vice, legisladores, intendentes y políticos varios?, ¿o estarán excluidos de control y multa?

El profesor Martín destaca la ambigüedad que existe sobre el tema polarizados. “En Rosario, provincia de Santa Fe, se aprobó el uso de vidrios oscurecidos hasta una tonalidad “intermedia”. La provincia de San Juan hizo lo propio a finales de 2011, estipulando el límite del oscurecimiento en 30% e idéntica medida se tomó en Mendoza, Córdoba y Formosa. Por el contrario, la provincia de Neuquén prohibió el uso de los polarizados, aunque continúa la ambigüedad; en el apartado a.1.5 del decreto provincial puede leerse -Se prohíbe el uso de vidrios polarizados o con alguna película que dificulte o impida la total visibilidad- una verdadera sinrazón”.
En todos estos casos, no se ponen de acuerdo en cuanto debe ser el polarizado permitido. Algunos señalan que no debe ser mayor al 30%, mientras que en CABA piden que “se puedan distinguir las personas que van dentro del habitáculo del automóvil o que se vea al conductor, desde una distancia prudencial”.
La polémica está abierta. El contribuyente, principal afectado, ahora tiene la palabra.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.