SE VIENE UN NUEVO IMPUESTAZO. CON EL REVALÚO CATASTRAL BUSCAN RECAUDAR 30% MAS.


SE VIENE UN NUEVO IMPUESTAZO. CON EL REVALÚO CATASTRAL BUSCAN RECAUDAR 30% MAS.

El aparato comunicacional de Cambiemos (léase Duran Barba, Clarín, La Nación, TN, etc) está a full por estas horas, tratando de disfrazar de lindo y necesario, un nuevo impuestazo que impondrán para recaudar, recaudar y recaudar. Se refiere al revalúo catastral, del que no quedará a salvo nadie. Los comunicados se esfuerzan un “esclarecer” sobre la necesidad y urgencia de crear otro impuesto “para beneficio de los contribuyentes” (¡¡¡¿¿¿???!!!).
Si mientras usted lee esto, comienza a tararear “entre estos tipos y yo hay algo personal” de Serrat, está perdonado. Porque nadie puede acusar a estos funcionarios de exceso de ideas e iniciativas: es más fácil presionar con otro impuesto que encontrar una solución a la devaluación. Y encima se muestran tan “honestos” que encuentran una idea y la devuelven.
Alegremente, el “gran diario argentino” le dice a sus lectores que “el revalúo -llevaría dos años concluirlo- tendrá un costado concreto: impactará en lo que se tributa de tasas municipales, en el impuesto inmobiliario que cobran las provincias y en Bienes Personales”, o sea “La Revolución de la Alegría” en su máxima expresión.
Para poder organizar el sistema recaudatorio, el gobierno está obligado a crear un organismo federal, que se financiara con un crédito del BID de 60 millones de dólares que permitirá informatizar los catastros de todo el país con la instalación de software, capacitación de personal, contrataciones de vuelos para sobrevolar las zonas a revaluar, fotos satelitales, etc, entre otros gastos.
¿Cuánto pretenden recaudar? Hay que llevar la valuación de inmuebles hasta que se acerque al valor actual del mercado. “Llevarlo a un 25 ó un 30% es un norte razonable”, explican desde el Gobierno.
Y en esta campaña mediática de convencimiento al contribuyente, en la que aseguran que pagar más es lograr mayor felicidad, Clarín se esfuerza por ratificar “la necesidad” de tan esperado impuestazo (¿?) señalando que “lo absurdo del sistema actual de valuación fiscal queda patente si se revisan las planillas de recaudación de impuestos patrimoniales. En el primer semestre de 2018, La Rioja recaudó por impuesto a los automotores $ 108 millones y $ 24 millones por impuesto inmobiliario. No es que en esa provincia andan todos en autos de lujo. Es simplemente que el valor fiscal de los inmuebles está por el piso”


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.