SE VIENE LA RINOSCOPIA PARA TODOS Y TODAS LA LEGISLATURA RIONEGRINA LO VOTARÁ EN OCTUBRE


SE VIENE LA RINOSCOPIA PARA TODOS Y TODAS LA LEGISLATURA RIONEGRINA LO VOTARÁ EN OCTUBRE

Los legisladores rionegrinos analizarán y votarán el mes que viene un proyecto de ley mediante el cual se decreta la obligatoriedad de realización de análisis para determinar consumo de drogas ilegales en miembros de la Legislatura, del Poder Ejecutivo, jueces. Intendentes municipales y otros cargos comunales de la provincia.
En primera instancia parece haber acuerdo entre oficialistas y opositores sobre la sanción de la ley, aunque JSRN pidió que los estudios alcancen también a los municipios.
Desde la bancada oficialista se hizo referencia a una ley en vigencia en la provincia de Tucumán, la 8850 que indica que para permanecer en cargos políticos o jerárquicos se debe “carecer de adicciones a drogas ilegales”. La obligación de esos análisis alcanza, desde la cúpula dirigencial hasta subsecretarios y comisionados del Poder Ejecutivo tucumano y hasta subsecretarios o directores en los municipios y concejos deliberantes.
El proyecto que tendrá tratamiento en octubre en la Legislatura de Río Negro propone la “realización de estudios médicos y/o bioquímicos anuales que permitirá obtener un certificado psicofísico que desestime la adicción de drogas ilegales”
En su edición digital Río Negro recoge la opinión de Ariel Rivero (FpV), impulsor de la medida expresó que “el proyecto tiene como finalidad combatir el flagelo de la droga, que atraviesa a todas las clases sociales, edades y perfil socio cultural. En este caso, la autoridad de aplicación de la ley será el Ministerio de Salud y los exámenes deberán ser realizados en hospitales e instituciones públicas”. Rivero agregó que el resultado de las rinoscopias deberá incorporarse “al legajo personal del funcionario a través de las direcciones de Personal correspondientes, respetando la privacidad”.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.