San Antonio Oeste cuenta con una nueva delegación del IPROSS


Se inauguró esta mañana la nueva locación del Instituto Provincial del Seguro de Salud (IPROSS) que cuenta con las condiciones necesarias para mejorar la calidad del trabajo y brindar una atención más eficiente a los afiliados.
El acto estuvo encabezado por el gobernador Alberto Weretilneck, quien estuvo acompañado por el presidente del IPROSS, Claudio Di Tella y la delegada del IPROSS local, Silvia Antual.

Esta nueva sede, ubicada en Belgrano 1301, forma parte de un proceso de reestructuración y modernización que lleva a delante el Instituto Provincial con el objetivo de responder con mayor eficacia a los requerimientos y demandas de los afiliados. La locación cuenta con un total de 155 m2, dispone de una recepción, un salón general, dos oficinas privadas, dos baños, un archivo y una cocina. Para su adecuación y refacción se invirtieron un total de $217.472.

El titular de la obra social, Claudio Di Tella, resaltó que “esta nueva delegación responde a lo que está buscando el IPROSS: mejorar las condiciones de trabajo de los empleados y el servicio a los afiliados, sobre todo en una localidad tan importante dentro de la zona Atlántica como es San Antonio Oeste”.

Asimismo, explicó que “hemos desarrollado un programa de trabajo para todo el año con construcción y readecuación de distintas delegaciones, donde tendremos como culminación la nueva sede central del organismo en Viedma, gracias al Plan Castello, un plan de desarrollo importante para la provincia”.

Considerando que las delegaciones permiten el contacto directo con el afiliado y que las mejoras edilicias de la institución suponen una mejor calidad de atención, las obras realizadas representan una gran inversión para la obra social. Esta nueva delegación mejorará el servicio para los 4429 afiliados que residen en San Antonio Oeste.

Estuvieron presentes los legisladores Adrián Casadei, María Liliana Gemignani y Roxana Fernández; concejales, trabajadores de IPROSS y vecinos del lugar.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.