SALVAJE AGRESIÓN A UNA MUJER A LA SALIDA DE UN BOLICHE DE CIPOLLETTI. LA AGREDIERON BRUTALMENTE OTRAS DOS MUJERES CON LAS QUE DISCUTIÓ


SALVAJE AGRESIÓN A UNA MUJER A LA SALIDA DE UN BOLICHE DE CIPOLLETTI. LA AGREDIERON BRUTALMENTE OTRAS DOS MUJERES CON LAS QUE DISCUTIÓ

Una joven de 21 años fue brutalmente golpeada afuera de un boliche de Cipolletti, durante los festejos de Año Nuevo. Las agresoras fueron dos mujeres con las que mantuvo un entredicho por cuestiones del momento. La víctima recibió golpes de distinta consideración y señaló que le rompieron la cabeza con la punta de un zapato.
La información que recoge el matutino La Mañana de Cipolletti, señala que “Micaela Urrutia, de 21 años, fue agredida a la salida de un boliche céntrico ubicado sobre calle Roca. En el interior del local tuvo un altercado con dos chicas, se empujaron y se arrojaron cerveza. Luego de unos cachetazos y tirones de pelo, el patovica del lugar la expulsó”
La joven agredida contó al matutino que también discutió con el personal de seguridad porque la expulsaron a ella y a las otras chicas no.
Al recordar el momento de la agresión señaló que “no conseguía taxi afuera del lugar y comencé a caminar. A la vuelta, en la esquina de Irigoyen y Villegas, me cruce a las dos chicas de vuelta. La amiga me vino a molestar, me empujó y empezamos a pelear. Nos caímos al piso, y la otra chica se sacó el zapato y me empezó a pegar con la punta. Me lastimó la cabeza y el ojo. Empecé a perder mucha sangre, y creo que eso las hizo asustar porque se fueron corriendo. Yo quedé golpeada y nadie me ayudó”
Toda ensangrentada, volvió caminando hasta su casa y su marido la acompaño hasta el hospital donde recibió atención médica. Primero accedió a la requisitoria periodística y recién hoy por la tarde se acercará a la Comisaría Cuarta a radicar la denuncia policial. Además, aseguró que no conocía a las agresoras.

(FOTO: Gentileza La Mañana de Cipolletti)


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.