La legisladora del Frente Progresista, Daniela Agostino presentó un proyecto que pretende la adhesión a la Campaña Nacional “Rompé el Silencio”, puesto en marcha por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y que promueve “hablar para prevenir” en torno al abuso sexual infantil.

Indicó la parlamentaria que “el objetivo es concientizar, aportar acciones concretas y dar visibilidad a la situación en torno al abuso sexual infantil”.

Agostino señaló que si bien dicho lanzamiento se realizó con motivo de la conmemoración, el pasado 19 de noviembre, del Día Internacional de la Prevención del Abuso Infantil, la idea central es la continuidad de la campaña para lograr una verdadera conciencia de la situación en torno a esta problemática.

“El Programa de Protección de Derechos de UNICEF Argentina tiene como objetivo promover la protección integral de los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes en el país, en especial en aquellos casos de violencia, abuso, explotación sexual y trabajo infantil” explicó Agostino y agregó que “según datos de la OMS podemos visualizar la lamentable información respecto a que una cada cinco niñas y uno cada trece niños puede ser víctima de abuso sexual infantil”.

La legisladora indicó que “emerge una gran necesidad de lograr producir datos focalizados, superando el silencio de un tema que para muchos es tabú y sobre el que a veces se prefiere pensar que no existe para `cubrirnos´ como sociedad”. Y detalló que “según información del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, las cifras del programa de la Ciudad de Buenos Aires muestran coherencia con las cifras de la OMS que tenemos a nivel global, pero justamente el primer desafío en Argentina es romper con la falta de cifras”. Aludió a la necesidad de lograr que se busque la información y se consolide en todas las provincias.

Finalmente aseguró “estamos convencidos que sin poner el tema en superficie no se logrará avanzar en la implementación de medidas concretas vinculadas a la mejora de los sistemas de atención y a la generación de protocolos adecuados que superen la instancia actual que tiende a la re victimización de los niños y la triste asunción de los mismos que es mejor callar”. Y manifestó “resulta indispensable profundizar la visibilización de esta problemática, informar a la comunidad sobre las características de este delito y generar mecanismos de alerta y prevención en la sociedad en su conjunto”.