Retomaron la búsqueda del Bombero desaparecido en Allen, Carlos Painevil


Con rastrillajes centrados en la margen sur del río Negro y usando lanchas y perros, la policía de la provincia de Río Negro volvió a buscar al bombero y taxista allense desaparecido en 2012.

Sobre el medio día del jueves llegó a la redacción de LU15 la información de que la policía estaba buscando intensamente al desaparecido Painevil. Rápidamente personal de nuestro equipo de noticias intentó comunicarse con familiares del taxista y miembros de la justicia que confirmaran el hecho, pero si bien ninguno lo negaba, tampoco nos confirmaban las versiones que llegaron a nuestro poder.

Dichas versiones hablaban de que un supuesto arrepentido (o tal vez una mujer) se habría “quebrado” dando información a la policía sobre el paradero del cuerpo. Intervención judicial mediante, se habría dispuesto el nuevo rastrillaje con perros adiestrados en búsqueda de personas y cosas en el lugar indicado por el/la “testigo”, encontrándose prendas y objetos que podrían ser de Painevil, pero no su cuerpo.

En horas de la tarde la producción de nuestro programa “Sensación de inseguridad” intentó nuevamente hablar con la hermana Claudia de Painevil para que cuente su versión de los hechos al aire, pero nuevamente la mujer se negó.

Carlos Painevil, un taxista y bombero voluntario de la ciudad de Allen se encuentra desaparecido desde el 2 de junio del 2012, dejando una pareja y tres hijos. El taxi que manejaba fue hallado al día siguiente en Neuquén.

La familia de Painevil nunca se rindió en el camino de intentar saber cuál fue su destino. Al cumplirse cinco años de su desaparición, en julio pasado, la fundadora de madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, llegó a Allen para acompañar a la familia Painevil en un acto que se realizó y reclamó por la aparición con vida del taxista.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.