“QUE HAYA DEJADO SU TRABAJO, PARA NOSOTRAS, ES SANADOR” DIJO LA MUJER QUE DENUNCIO A UN FUNCIONARIO POR ABUSO SEXUAL DE ELLA Y SU HIJA.


“QUE HAYA DEJADO SU TRABAJO, PARA NOSOTRAS, ES SANADOR” DIJO LA MUJER QUE DENUNCIO A UN FUNCIONARIO POR ABUSO SEXUAL DE ELLA Y SU HIJA.

Un funcionario de la Delegación Cipolletti de la Secretaria de Trabajo de la provincia, se vio obligado a renunciar luego que una ex pareja lo “escrachó” públicamente en redes sociales como abusador sexual de ella y su hija, hechos que habrían ocurrido hace 17 años.
La mujer en cuestión, quien no tiene relación con Aparicio Rifo desde hace mucho tiempo se llama Lila Calderón, y es una militante de izquierda en causas sociales quien, en diálogo con LU15 reconoció que su militancia feminista actual le abrió los ojos para denunciar los abusos.
A diferencia de lo publicado en redes sociales el lunes pasado, donde la mujer dio detalles de la identidad del hombre y de los abusos sufridos, en dialogo con Patricio Darío, en la mañana de la radio, Calderón se abstuvo de nombrar al ahora ex funcionario, tal vez advertida por sus compañeros de militancia sobre las consecuencias legales que podría tener su accionar.
“Soy referente de grupos de mujeres y de un movimiento que se llama Movimiento Popular La Dignidad-Izquierda Popular” se presentó la mujer.
Luego agregó que “lo que yo denuncio públicamente pasó hace muchos años y hace quince días mi hija pide ayuda para hacer una denuncia contra él también por abusos sufridos. Ella, junto a la Asociación de Mujeres en Lucha fueron a averiguar si se podía hacer una denuncia, porque pasaron tantos años y les dijeron que no, que con el tiempo habían caducado los abusos”
Lila Calderón recuerda que “con lo que me pasó personalmente yo hice las denuncias en Fiske Menuco (se refiere a General Roca) porque él me quiso quitar la vida varias veces y en la justicia nunca me hicieron caso”.
El detonante que motivó el escrache publico vino mucho después. “Yo estuve militando en Cipolletti en los programas de género pero todo quedó ahí. Ahora lo de mi hija revivió todo eso y mucho mas” por eso inició su campaña de denuncia y descrédito. “El piensa que yo hago todo esto porque me estoy quedando sin protagonismo pero, la verdad, justo estaba participado en un proceso muy importante por una ley de tierras y me tuve que volver de Buenos Aires porque mi hija estaba mal por todo esto y tenía que estar con ella” señala Calderón.
Justificó su accionar en las redes sociales diciendo que “quise mostrar quien es él y que no contento con lo que hizo conmigo destruyó la infancia y la vida a mi hija. A mi me torturó, me abusó y como yo era su compañera me forzaba a tener relaciones y eso es violación y yo recién me doy cuenta ahora que soy una militante territorial y estoy en conocimiento de cientos de violaciones de mujeres y a partir de estos casos me doy cuenta que el debería estar preso” señaló.
Con el paso de los días, Calderón suavizó sus dichos sobre el hombre, que debió presentar la renuncia a la delegación de Trabajo cipolina, ante las acusaciones mediáticas recibidas.
En las redes denunció que había abusado de ella cuando estaba embarazada, hace 17 años y que había hecho tocamientos a su hija, cuando esta padecía ataques de epilepsia.
“Que no esté en su trabajo, para nosotras es sanador” concluyó la mujer. Rifo había anticipado que iría a la justicia para que se aclare el tema y no continúe el escrache mediático.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.