Promueven kioscos saludables en las escuelas


Los legisladores Jorge Ocampos y Daniela Agostino, del Frente Progresista por la Igualdad y la República, destacaron la importancia de promover la alimentación saludable, variada y segura de los niños, niñas y adolescentes en edad escolar a través de políticas de promoción y prevención. La iniciativa parlamentaria establece la instalación de kioscos en los establecimientos educativos “con una amplia variedad de alimentos saludables”.

En los fundamentos del proyecto de ley presentado, resaltaron que “una dieta balanceada y una buena nutrición contribuyen a que los niños y adolescentes crezcan saludables” y destacan la importancia de “formar en ellos buenos hábitos alimenticios”.

El presidente del bloque, Jorge Ocampos, explicó que esta iniciativa pretende promover hábitos saludables en los escolares mediante la implementación de guías de alimentos y bebidas en los kioscos, cantinas o bufetes, que funcionan en todos los establecimientos educativos tanto públicos como privados en la Provincia de Río Negro. Y asegurarán que “la eficacia de este sistema dependerá de cómo se lo implemente”.

La norma establece que no se trata de prohibiciones si no de estimular decisiones responsables en los alumnos, ofreciendo otras alternativas saludables para que éstas sean incorporadas tanto a la comunidad educativa como a las familias promoviendo hábitos saludables.

Además indican en la propuesta legislativa “si a esto, los establecimientos educativos incorporan más actividad física, sobre todo en los recreos, contribuiríamos aún más en la prevención de ciertas enfermedades propias de una mala alimentación”.

“Nuestra intención, con esta iniciativa, es que además de los productos que son propios de un kiosco, se incorporen otros como frutas, lácteos, cereales, agua, bebidas sin o reducidas en calorías, y así el alumnado asume el derecho de elegir libremente qué quiere consumir” indicó el legislador.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.