PRODUCTOR RURAL A LOS TIROS CONTRA TRES DELINCUENTES QUE ESTABAN CARNEANDO VARIOS VACUNOS. PREOCUPACIÓN EN EL CAMPO POR HECHOS QUE SE REPITEN


PRODUCTOR RURAL A LOS TIROS CONTRA TRES DELINCUENTES QUE ESTABAN CARNEANDO VARIOS VACUNOS. PREOCUPACIÓN EN EL CAMPO POR HECHOS QUE SE REPITEN

Un productor rural de la zona de Viedma, cansado del robo sistemático de animales, disparó contra tres individuos a quien encontró dentro de su campo, faenando varios vacunos. Según trascendió, por lo menos dos de ellos resultaron heridos en sus piernas. Los delincuentes cubrieron su fuga a balazos, impactando uno de ellos en la camioneta del dueño de campo.
Aunque parece un hecho extraordinario, no es una situación aislada porque son muchos los productores que se quejan de este tipo de cuatrerismo violento. En la mayoría de los casos no radican denuncias por temor a represalias posteriores ya que los delincuentes habitualmente son de la zona y podrían regresar en busca de venganza.
Juliana Bugiolacchi, titular de la sociedad rural Viedma dice “yo no fui educada con la Ley del Talion para vivir en el Far West o con la ley de la selva, pero si entran a tu casa a robar y te atacan, es legitima defensa si se repela la agresión”.
La representante rural, en dialogo con Raúl Álvarez, en la mañana de LU15 consideró como máximo responsables de la situación a los garantistas que no accionan contra los delincuentes.
La noticia que trascendió señala que un productor ganadero de la zona de Viedma regresó a su campo y encontró a tres delincuentes faenando varios animales. El hombre los enfrentó y se produjo un intercambio de disparos.
Los productos, en general se sienten indefensos y miran de reojo el accionar judicial porque no hallan allí respuestas a sus reclamos. “Los jueces y fiscales tienen que dar señales que el garantismo se terminó” indican ante la inacción y la mirada laxa que existe de parte de cierta justicia hacia los ladrones.
Tal vez algunos levanten el dedo acusador hacia el productor rural por esgrimir un arma y defenderse en su propio campo. Tal vez, utilizando absurdos argumentos técnicos digan que hubo exceso de legítima defensa. Tal vez, en un exceso de corrección política digan que “el pobrecito ladrón fue obligado a robar por culpa de la sociedad opresora”. Lo que no podrán pasar por alto y ningún juez garantista desconocer es que existe el llamado “instinto de supervivencia” cuyo concepto bien le cabe a la reacción del productor.
Bugiolacchi dice que “la noticia no me sorprendió, aunque me provocó tristeza, bronca, impotencia. Parece inevitable que pase algo así, si la justicia no se pone los pantalones y se deja de pensar como hacer para no pagar ganancias y de defender a los delincuentes con el bendito garantismo en lugar de hacer justicia verdaderamente”.
La productora señala que “para muchos, parece que un ganadero que protesta porque le carnearon una vaca, es un oligarca, avaro, miserable que se queja por un animal. El grado de nerviosismo, de preocupación que le queda a un productor que ha sido victima de varios robos lleva a que en cualquier momento haya una tragedia de verdad, si intenta defenderse”
Cargando responsabilidades al accionar de la justicia, indica que “lo que tienen que entender los jueces y los fiscales es que acá hay que trabajar dando señales reales de que el garantismo se terminó porque sino parece que ser delincuente es mas beneficioso que ser honrado. Yo no puedo decir que esta bien la actitud del productor (de defenderse a los tiros). Yo no fui educada con la “Ley del Talion” para vivir en el Far West o con la ley de la selva, pero si entran a tu casa y te atacan, es legitima defensa si repeles la agresión”.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.