Prisión perpetua por homicidio y abuso sexual en Cipolletti


Víctor Moisés Ibáñez Sepúlveda fue condenado hoy a la pena de prisión perpetua por los delitos de “homicidio calificado por el vínculo y abuso sexual gravemente ultrajante”.

La víctima del homicidio fue su padre Pío Ibáñez y del abuso su madrastra, es decir la pareja de su progenitor.

Las juezas Alejandra Berenguer y María Florencia Caruso dieron a conocer la sentencia esta tarde en una de las salas del edificio de España 742 de Cipolletti. El tribunal estuvo integrado por las dos magistradas y el juez de juicio Álvaro Meynet.

El proceso tramitó en dos etapas, primero se hizo el juicio de responsabilidad y luego el juicio de cesura. Ambos se llevaron a cabo a través de nueve audiencias orales y públicas desarrolladas durante abril y julio.

La fiscalía acusó a Víctor Moisés Ibáñez Sepúlveda por los hechos ocurridos el 18 de septiembre de 2017 alrededor de las 23:00 hs. Ese día hubo una reunión familiar en la casa de las víctimas en el barrio Costa Sur de Cipolletti. Festejaban el día de la independencia chilena y por ese motivo hubo personas en el inmueble desde las 11 de la mañana.

Cerca de la medianoche, según la acusación, Víctor Moisés Ibáñez Sepúlveda mató a su padre biológico Pio Ibáñez. Lo sorprendió asestándole varios golpes en la cabeza con un hierro con extremo curvo que se utilizaba en la parrilla y le produjo la muerte por trauma en el cráneo y hemorragia. Luego golpeó a la pareja de su madre, la llevó a uno de los dormitorios de la vivienda, reiteró la golpiza y abusó sexualmente de la mujer.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.