POR LA INCLUSIÓN DE PERSONAS HIPOACÚSICAS


La legisladora Soraya Yauhar, presentó diversas iniciativas con el objetivo de fortalecer y promover la inclusión en la sociedad, de las personas hipoacúsicas o sordas.

La parlamentaria propuso que se establezca la obligatoriedad de traducir en lenguaje de señas en los actos oficiales de organismos de la Administración Pública Provincial, además de esta iniciativa de ley, elevó un proyecto de resolución a fin de que las sesiones de la Legislatura provincial se traduzcan en Lenguaje de Señas Argentina –LSA- y un proyecto de comunicación solicitando al Ejecutivo rionegrino que se dé cumplimiento efectivo a la Ley D Nº 2.826 (de carácter obligatorio y permanente), la cual fija la Subtitulación de noticias informativas en LU92 Canal 10.

“Las personas sordas e hipoacúsicas viven en un mundo diseñado para las personas oyentes y deben superar diariamente las barreras comunicacionales, que impiden el efectivo cumplimiento de sus derechos constitucionales y específicamente aquellos relacionados con la posibilidad de educarse, comunicarse e informarse de forma inclusiva, en igualdad de oportunidades con el resto de la población”, expresó la legisladora de la UCR.

Aclaró que la denominación de ‘sordo’ abarca a todas aquellas personas que tienen una pérdida en la audición, total o tienen distinto grado de severidad. En el caso de deficiencia con restos auditivos se habla de hipoacusia.

Yauhar explicó que “la sordera e hipoacusia no afecta a la capacidad intelectual del individuo , pero sin embargo un niño sordo pierde la estimulación lingüística de los niños normales y el retraso en el aprendizaje del lenguaje puede causarle retraso escolar”.

La legisladora lamentó que “el problema fundamental con el que se enfrentan en su contacto con el mundo oyente, es el de la comunicación, comprender y ser comprendido, tener la posibilidad de expresarse libremente”.

Por ello consideró “fundamental adoptar normativas técnicas y criterios de calidad, dando visibilidad a los importantes logros alcanzados con lo ya legislado, pero también reconociendo que aún queda un largo camino por recorrer”.

Destacó que el intérprete de lengua de señas “se convierte en un puente de comunicación entre las dos lenguas, un mediador lingüístico y cultural entre ambas comunidades y es fundamental la equiparación de oportunidades para personas sordas e hipoacúsicas”.

Yauhar sostuvo que es necesario que estas personas puedan no solo participar sino interpretar y ser parte de los actos públicos que se desarrollen en los organismos públicos de la provincia. “Debemos, como sociedad, cumplir un rol fundamental de integrar a las personas sordas e hipoacúsicas, fortaleciendo y promoviendo su inclusión en todos sus aspectos lingüísticos, culturales y visuales, garantizando la igualdad de oportunidades”, dijo para finalizar.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.