POLICIA BORRACHO EN RAMOS MEXIA ALCOHOL Y ARMA REGLAMENTARIA: MALA COMBINACIÓN


POLICIA BORRACHO EN RAMOS MEXIA ALCOHOL Y ARMA REGLAMENTARIA: MALA COMBINACIÓN

“Mas peligroso que mono con navaja” asegura un antiguo refrán. Podría decirse que es “más peligroso policía armado y alcoholizado”. Un agente pasado de copas se presentó a tomar su turno en la comisaría de Ramos Mexía, pero quien estaba a cargo del servicio no se lo permitió porque se presentó “muy borracho” y debieron reducirlo físicamente para quitarle la pistola reglamentaria que amagaba con sacar. O sea, no solo borracho, también agresivo: una mala combinación.
La información destaca que el hecho ocurrió, hace unos días, en el ámbito de la Comisaría de Ramos Mexía, cuando el agente visiblemente alcoholizado se presentó tarde a la guardia y quiso quedarse de guardia, pero no se lo permitieron. Desde la jefatura de policía de la provincia se indicó que la discusión tomó tal cariz y tal agresividad que “se profundizó cuando intentó extraer su arma reglamentaria, por lo que fue reducido de inmediato, con forcejeo físico incluido, y detenido”.
En primera instancia, el efectivo permaneció detenido por orden del juez de paz de esa localidad, pero luego se dispuso su atención en el gabinete psicosocial de la fuerza que le diagnosticó “estado depresivo”.
El matutino Río Negro señala que “el informe oficial se conoció a través de la fuerza de seguridad que tuvo que salir al cruce frente a confusas circunstancias cuando terceros hicieron trascender que se trataba de un caso similar al que terminó con la vida del policía Lucas Muñoz ocurrido en Bariloche en agosto de 2016, y en el que están involucrados miembros de la fuerza”

 

( FOTO MERAMENTE ILUSTRATIVA)


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.