PIDEN PRECISIONES POR LA RENEGOCIACIÓN PETROLERA


Jorge Ocampos y Daniela Agostino pidieron al Ministerio de Economía del Gobierno provincial, que informe con absoluta precisión y transparencia, el destino dado a la totalidad de los fondos recaudados por las renegociaciones petroleras, así como lo efectivamente adquirido y abonado para tal fin.

Los parlamentarios del Frente Progresista recordaron que realizaron dos pedidos de informes al Ministerio de Economía con fecha 9 de agosto y 28 de septiembre del año pasado, para conocer tanto la situación de tenencia y aplicación de las LEBACS, como el destino específico dado a los recursos petroleros que debían ser invertidos en equipos, maquinarias y construcciones entre otros.

El presidente de la bancada, Jorge Ocampos, explicó que “la respuesta dada por el área correspondiente no fuE satisfactoria, sólo abundó en detalles técnicos pero sin dar precisión alguna respecto a lo adquirido con los denominados ‘fondos petroleros’”.

Agregó que mediante un artículo publicado el día 20 de febrero del corriente año, se informaba de que el ingreso de casi 1.600 millones de pesos por la renegociación de los contratos petroleros del año 2015, habían sido reservados administrativamente (suponemos el compromiso presupuestario es lo que se quiere decir aquí) la casi totalidad; sin embargo, lo preocupante son las erogaciones efectivas (luego de descontados los montos remitidos a los municipios).

Dice el diario Río Negro en el artículo referido que: “Existió inicialmente un intento de preservación con la compra de Letras de Nación (Lebacs) por 800 millones pero, en el primer vencimiento, la provincia no pudo sostenerlos y los vendió. Hoy las asignaciones son insuficientes, considerando las construcciones en marcha y equipamientos pendientes.”

“Si unimos todas las partes del rompecabezas, lo único que a priori se puede sostener, es que parte de los fondos adquiridos en el marco de la Ley 4818 ha sido afectado a gastos corrientes, lo que expresamente ha sido prohibido” explicó Ocampos.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.