Pesatti inauguró la XV Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología en Bariloche


El vicegobernador de Río Negro, Pedro Pesatti, junto al coordinador de Gabinete del Ministerio de Ciencia y Tecnología Nacional, Alejandro Mentaberry, realizó esta mañana la apertura de la XV Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología en San Carlos de Bariloche.
Se trata de una acción de divulgación y popularización de la ciencia y la tecnología, impulsada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, que convoca a sumarse a todas las provincias.
En esta oportunidad, Pesatti destacó la realización de este tipo de encuentros, porque consideró que es necesario comunicar desde al ámbito de la ciencia e impedir que la sociedad tenga una perspectiva de la realidad que pueda detener el avance de políticas que son claves para el desarrollo de la propia comunidad.
Señaló que “en experiencias recientes hemos observado un déficit muy grande respecto a lo que la comunidad conoce sobre determinados campos del conocimiento, aplicados al desarrollo de las necesidades de la población”.
En este marco, afirmó que es necesario poner en marcha mecanismos que le permitan a los ciudadanos acceder a los conocimientos que son indispensables en la actualidad, para poder acompañar u oponerse a la toma de decisiones de los gobiernos, a partir de un conocimiento fundado.
Expresó también que “en cada ocasión donde tenemos que explicar la realidad, hay que apelar al software más moderno que tenemos, que es la ciencia, porque los modelos que vienen desde antes para explicar la realidad conducen al miedo, y cuando una sociedad entra en el camino del miedo, difícilmente pueda aceptar decisiones más acertadas”.
Por su parte, Mentaberry afirmó que tanto Río Negro, y principalmente Bariloche, son “un orgullo para nuestro país”, por la concentración científica y tecnológica que tiene esta zona de la Patagonia, con una masa crítica de profesionales sumamente interesante y promisoria.
Explicó que la Patagonia Norte alberga un núcleo muy importante de instituciones del CONICET, con alrededor 500 investigadores que trabajan con acuerdos de la Universidad Nacional del Comahue (UNCO) y la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), sumado al trabajo que realizan las instituciones presentes.
Además resaltó a las “dos instituciones que han sido señeras en la argentina, el instituto Balseiro, cuna de nuestros científico atómicos y la principal formadora de cuadros en esta área, y el INVAP, que es un crecimiento de la escuela atómica y que ha jugado un rol muy importante en el desarrollo de esta tecnología, de la satelital y de otras tecnologías de avanzadas”.
Mentaberry señaló que el fenómeno de ciencia y la tecnología está en permanente avance, que está todo el tiempo presente en nuestras vidas, y que ha impulsado el ingreso de la economía del conocimiento.
Indicó que este proceso genera contradicciones en todos los ámbitos, incluso en la cultura, en el sentido común. “Lo que puede ser evidente para la comunidad científica, puede no ser tan claro para el “ciudadano de a pie”, y puede generar muchos problemas en la aceptación en el avance de la tecnología”.
En este sentido, consideró que para recoger los beneficios de este proceso, se requieren “sociedades más informadas, mejor predispuestas a ver las diferentes facetas que tiene este proceso, y poder evolucionar conjuntamente con el avance del conocimiento”.
La Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología, que se lleva adelante en Río Negro desde 2013, es apoyada por la Secretaría de Ciencia, Tecnología y Desarrollo para la Producción de la Provincia, dependiente del Ministerio de Economía, y convoca a todo el sistema científico tecnológico provincial a sumarse.
Hasta el 8 de septiembre, se podrá participar de la muestra itinerante, talleres, charlas, visitas guiadas, experimentos, exposiciones fotográficas, planetario, y conocer a las instituciones del sector científico y tecnológico rionegrino.
En esta oportunidad, participarán el Programa Nacional de Popularización de la Ciencia y la Innovación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, la Universidad Nacional del Comahue, la Universidad Nacional de Río Negro, la Universidad Tecnológica Nacional, el CONICET Patagonia Norte, la Comisión Nacional de Energía Atómica, el Instituto Balseiro, el Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico (CIEFAP), el INTI, el INTA, la Fundación INVAP, la Fundación YPF, Grupo Astronómico Osiris, el COFECyT, el Fab Lab Bariloche, las empresas del Estado INVAP y ALTEC, y las municipalidades de San Carlos de Bariloche y Dina Huapi.
Durante la inauguración, se firmó el acta de conformación de la mesa de enlace del proyecto: “Desarrollo de un modelo de conversión de residuos forestales en energía, para cubrir necesidades básicas de población vulnerable en el municipio de San Carlos de Bariloche”, que fue gestionado por la fundación INVAP.
Asimismo, se rubricaron un convenio de “Desarrollo de una planta piloto de secado de chips a partir de residuos forestales”, y un convenio de “Cooperación interinstitucional para el agregado de valor en agroalimentos”.
Estuvieron presentes también el intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso; el referente del Programa de Popularización de la Ciencia, Sergio González Acosta; el secretario de Ciencia y Tecnología de de Río Negro, Hugo Joserme; la legisladora provincial, Mariana Domínguez Mascaró; el concejal de Bariloche, Ramón Chiocconi; el rector de la Universidad Nacional del Comahue, Víctor Báez, el vicerrector zona Andina de la Universidad de Río Negro, Roberto Kozulj; el director del CIEFAP, José Lencinas; el director de CCT Patagonia Norte, Víctor Cussac; el director del INTA Bariloche, Mauro Sarasola; el subsecretario de Bosques, Marcelo Perdomo; la directora ejecutiva del INVAP, Verónica Garea.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.