Pesatti: “Esta política tarifaria resulta inviable e impracticable”


El vicegobernador Pedro Pesatti declaró ante un medio radial del Alto Valle que “con estas tarifas pulverizamos el bolsillo de los vecinos y arruinamos la actividad económica porque con este aumento no tenemos temporada en Bariloche” y remarcó que si el Gobierno Nacional no toma una medida de fondo, con este nivel de aumento de las tarifas energéticas, “no habrá turistas pues ningún hotel ni restaurante podrá abrir sus puertas con los costos que tiene hoy el gas”, razonó.
Pesatti se mostró absolutamente en línea con la postura del gobernador Alberto Weretilneck y respaldó la idea del primer mandatario rionegrino al sostener que deberían posponerse los aumentos hasta tanto se haga la revisión de tarifas con las correspondientes audiencias públicas, que aún no se han realizado.
Pesatti reiteró que para la Patagonia el consumo del gas y la electricidad “en la estructura de costos de una empresa son muy importantes”, por lo que “no es posible trasladar a precios los aumentos” que ha tenido la industria en materia energética, impactando sobre todo el resto de la actividad económica y el nivel de empleo.
El vicegobernador alertó que también en el caso de los usuarios particulares el costo se elevó considerablemente y será imposible para un trabajador hacer frente a los aumentos.
Por otra parte, evaluó que “no sirve” la opción de pagar en cuotas las nuevas tarifas. Primero porque es difícil -en términos prácticos- diferenciar usuarios por tamaño -pequeña, mediana y gran empresa- y segundo porque ese sistema genera deuda. “En algún momento se paga, con lo cual nada se soluciona -enfatizó”.
En consecuencia, dijo que los costos deben ser susceptibles de ser pagados. “Y el 1000 o el 2000% de aumento no lo es. Cuando uno razona sobre el nivel de los aumentos queda claro que lo que menos tienen es razonabilidad y realismo. La realidad es la que nos dice que hablar del dos mil por ciento de aumento es como estar hablando de la realidad de otro planeta”.
“Estas tarifas como acción de política energética son inviables, chocan contra la realidad y se convierten en políticas impracticables”, sentenció Pesatti.
Por último, expresó que “no se puede morigerar el impacto” del aumento, y “hay que tomar una medida de fondo”. Lo hizo horas antes que los gobernadores patagónicos se reúnan con el ministro de Energía, Juan José Aranguren.
En ese sentido, respaldó la idea de Alberto Weretilneck, de que se pospongan los aumentos hasta tanto se haga la revisión de tarifas con las correspondientes audiencias públicas.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.