Participación de la Defensoría del Pueblo en las jornadas preparatorias del XIV Congreso Mundial de Mediación.


La defensora del pueblo y una asesora del organismo participan de las jornadas preparatorias del XIV Congreso Mundial de Mediación, bajo el lema “Construyendo Cultura de Paz”.

El encuentro, que se desarrolla hoy y mañana en la ciudad de Rosario, cuenta con la presencia de disertantes con vasta experiencia en la materia, como lo son Carlos Vezulla -psicólogo, magíster en servicio social, doctorado en derecho y sociología, co-fundador y presidente científico de los Institutos de Mediación y Arbitraje del Brasil y de Portugal- y el defensor del pueblo de Colombia, Carlos Alfonso Negret Mosquera, abogado de la Universidad Javeriana de Bogotá con especialización en derecho internacional de los derechos humanos, en España.

La propuesta de las jornadas está alineada con la política de gestión que llevan adelante las autoridades de la Defensoría del Pueblo de Río Negro, Adriana Santagati y César Domínguez, quienes consideran a la mediación como una de las herramientas esenciales que deben fortalecer dentro de la institución, “no sólo para la solución de los reclamos que diariamente llegan a la Defensoría, sino también para la interacción con los diferentes efectores de las políticas públicas, que son quienes deben dar respuestas a los problemas que trae la gente”, expresó Santgati.

En este contexto, el pasado martes en la ciudad de Santa Fé, la defensora del pueblo participó de la reunión de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina realizada en la Legislatura de esa provincia, donde el Defensor del Pueblo de Colombia, como invitado especial, disertó respecto a los “Procesos de Paz en Colombia”.

La oportunidad de la visita a la ciudad de Santa Fe sirvió, también, para conocer el trabajo en mediación que lleva adelante hace ya muchos años esa institución, con un área especifica fuertemente consolidada.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.