PARADOJAS ARQUITECTÓNICAS. CUANDO LAS BUENAS INTENCIONES QUEDAN A MITAD DE CAMINO


Las leyes vigentes disponen que en lugares públicos deben existir estacionamientos para automotores adaptados para discapacitados. Esto se cumple en todos lados. Lo que no se tiene en cuenta es que también tiene que haber una rampa cerca para el desplazamiento de las personas con disminución física.
En el ejemplo de la foto se cumple a medias el cometido: hay lugar indicado pero la rampa más cerca está a mas de 10 metros. Para reflexionar


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.