Otra violenta agresión de ATE, ahora contra trabajadores de la salud


El Gobierno de Río Negro repudió el salvaje ataque protagonizado por integrantes del gremio ATE, quienes apedrearon una ambulancia e hirieron a un trabajador de salud.

El hecho se registró cerca de las 14, en el bloqueo que los manifestantes realizan en la Ruta Nacional 151, a la altura de Contralmirante Cordero.
Este nuevo ataque protagonizado por manifestantes de ATE se suma a los hechos de violencia perpetrados hace tiempo contra la Comisaría de esa localidad. En esta ocasión, el trabajador agredido realizó la correspondiente denuncia penal.
Nuevamente, el gremio ATE demuestra su incapacidad de diálogo y actúa de forma violenta, atentando cono los propios trabajadores que dice representar y los bienes del Estado.
Para este Gobierno queda más que claro que el sindicato intenta, bajo la excusa de un reclamo gremial, generar una situación de caos social, con agresivas protestas que ponen en peligro la integridad de los propios trabajadores, cortes de ruta y daños en los bienes de todos los rionegrinos, como ocurrió días atrás en la capital provincial.
Ahora, producto de este brutal ataque, el chofer de la ambulancia resultó con un traumatismo encéfalo craneal, heridas cortantes en el rostro y una fuerte contusión en la muñeca del brazo izquierdo. El agente de salud de la provincia venía acompañado por un enfermero, quien trasladaba estudios y muestras urgentes para un paciente del hospital de Área programa Campo Grande.
Al momento de pasar el piquete, los trabajadores fueron atacados por los manifestantes gremiales con piedras que impactaron en el vehículo sanitario, provocando la rotura de cristales y las heridas a chofer. Al detener la marcha por la agresión, el agente fue nuevamente atacado, ya en persona, por los manifestantes, provocándole las heridas descriptas.
Luego de la intervención policial, el agente fue derivado a un nosocomio de alta complejidad.
En cuanto al vehículo, resultó con daños y roturas de mayor consideración, entre ellos cristales, por lo cual no podrá seguir prestando servicios hasta su reparación.
Ante esta situación, las autoridades hospitalarias realizaron las correspondientes denuncias a los órganos policiales y judiciales competentes.
El ministro de Salud, Fabián Zgaib, aseguró que “es incomprensible que se dañen, desde un gremio, los bienes del Estado y que se ataque a un trabajador de la salud que solamente cumple con su trabajo” y sostuvo que “esta metodología está cargada de intolerancia, porque la agresión es hacia la salud de los mismos rionegrinos”.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.