Ocampos: la fruticultura necesita medidas urgentes


El legislador Jorge Ocampos, Presidente del bloque Progresista, reclamó a los gobiernos nacional y provincial, tomar medidas urgentes para paliar la interminable decadencia de la principal actividad económica de la región.
Explicó que “son muchos años de pérdida de competitividad y de mercados, caída de la producción, baja calidad del producto y fuerte crecimiento de los costos en dólares, apreciación cambiaria, falta de transparencia contractual, etc., lo que ha determinado una fuerte crisis sanitaria, comercial, económica y financiera del sector. Aunque algunos dirigentes políticos parecen haber despertado hoy y durante la ‘década perdida’ miraban para otro lado y recitaban el relato, negando el problema”.
El parlamentario coincidió en todos los términos con lo definido en la reunión de la mesa frutícola entre la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén, CAFI, CINEX y representantes de ambos gobiernos provinciales de la Norpatagonia, que planteó un aporte no reintegrable como compensación de entre 2 y 3 pesos por kg. de fruta, para que nuestros productores no se fundan y puedan terminar, de la mejor manera posible, de cosechar su fruta.
Ocampos mencionó “se estima que este año se van a tirar cerca de 300.000 tn de pera, un verdadero despropósito, con la funesta consecuencia de pérdidas de más productores y miles de empleos de trabajadores rurales.”
El legislador valletano agregó que conforme lo planteado por el Presidente de la Federación de Productores, Sebastián Hernández, “estamos hablando de un subsidio, orientado y supervisado, del orden de los 1.300 millones de pesos, para los productores primarios, el eslabón más débil de la cadena frutícola”.
Finalmente Ocampos recordó que el gobierno nacional “condicionó la ayuda financiera a la presentación de un plan integral para la Fruticultura y que esto es absoluta responsabilidad del gobierno provincial”.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.