No a la suspensión de las rebaja en los combustibles


El legislador del Frente Progresista, Jorge Ocampos, rechazó la posible suspensión de los beneficios alcanzados, respecto a la quita impositiva en el precio final de los combustibles. “Debemos permanecer firmes y defender los logros alcanzados”, dijo el parlamentario.

Recordó que recientemente se presentó en el Parlamento rionegrino un proyecto que lleva su firma y la de los legisladores Facundo López y Alejandro Marinao, solicitando a los representantes de las provincias de la Región Patagónica en el Congreso Nacional, que intervengan ante el reclamo de sectores empresarios que pretenden despojar a nuestra Patagónia de dichos beneficios impositivos.

Ocampos recordó que “en 1991 a partir de una iniciativa en el Senado de la Nación, de la Comisión de Desarrollo de la Patagonia, se implementó un régimen diferencial para los combustibles que se consumían al sur del paralelo 42º”. Y señaló que la propuesta se fundamentó haciendo énfasis en las grandes distancias existentes entre las poblaciones de la región, que determina que un usuario patagónico consumiera promedio dos veces y medio más combustible que uno de la pampa húmeda, teniendo en consideración que “pese a que los hidrocarburos eran originarios de la región patagónica, dado el alto componente impositivo que los combustibles tenían, ello hacía que el usuario patagónico finalmente pagara muchos más impuestos que el del norte”.

El presidente del bloque Progresista aseguró: “lamentablemente y por diversas razones, se fue perdiendo la gran mayoría del diferencial que los patagónicos gozábamos en el precio de los combustibles, lo que por otra parte era una de las pocas o quizás la única promoción regional que directamente llegaba en los últimos años al habitante patagónico”. Agregó que “sin embargo continuamente la patagonia a través de sus representantes en la Nación y en el Parlamento Patagónico, reclamó esta perdida”.

Recordó el legislador que “el Parlamento Patagónico, en su Segunda Sesión Ordinaria de 2014, que se realizó en nuestra Legislatura, se refirió a la necesidad de dar una señal unánime para reclamar por una tarifa diferencial de combustibles líquidos para las principales provincias productoras de hidrocarburos”. Y aseguró que “este persistente reclamo, que se transformó en una larga batalla impulsada desde todos los sectores de la comunidad patagónica, se sintetizó en un proyecto de los senadores Miguel Pichetto y Guillermo Pereyra que fue sancionado en diciembre de 2015 y con él, se alcanzó a la baja de los combustibles a partir de la eliminación de la carga impositiva ampliando el área de influencia a la totalidad de las provincias Argentinas de: Tierra del Fuego, Antártica e Islas del Atlántico Sur, Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Neuquén, La Pampa, el departamento de Malargüe (Mendoza) y el partido de Carmen de Patagones. Esto significó, en promedio una rebaja del 20% en las naftas y el 10% en el gas”.

Finalmete Ocampos señaló que “hoy, los expendedores de combustible de la provincia de Buenos Aires impulsaron un planteo al Senado para que se derogue la ley de rebaja de los combustibles para la patagonia, ante la caída de las ventas en las ciudades del sur de esa provincia, lo que generó el inmediato rechazo de representantes patagónicos en el Congreso Nacional, quienes observaron que se debe discutir la ampliación del beneficio hacia el sur bonaerense pero no resignar lo obtenido por la patagonia”.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.