MUERTE DE RAFAEL NAHUEL: PROCESARON A CINCO MIEMBROS DEL GRUPO ALBATROS SIN PRISIÓN PREVENTIVA


MUERTE DE RAFAEL NAHUEL: PROCESARON A CINCO MIEMBROS DEL GRUPO ALBATROS SIN PRISIÓN PREVENTIVA

Cinco miembros del grupo especial Albatros de la Prefectura Nacional fueron procesados ayer por “homicidio agravado por el uso de armas de fuego, en exceso en la legítima defensa” en el marco de la investigación de la muerte del activista mapuche Rafael Nahuel, ocurrida el 25 de noviembre de 2017 en la zona de Villa Mascardi, en cercanías de San Carlos de Bariloche. El mismo fallo del juez federal Leónidas Moldes, procesó a dos activistas de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) que se encuentran prófugos, por “usurpación y resistencia a la autoridad agravada”
El juez Moldes resolvió procesar, sin prisión preventiva a los prefectos Javier Pintos, Juan Ramón Obregón, Sergio Damián García, Sergio Guillermo Cavia y Carlos Valentín Sosa, quienes participaron del desalojo de los ocupantes ilegales de un predio perteneciente a Parques Nacionales. En esa situación, el joven Rafael Nahuel recibió un disparo en un glúteo que luego provocó su muerte.
Fausto Jones Huala y Lautaro González, miembros de la RAM también fueron procesados. Ambos fueron quienes trasladaron el cuerpo de Nahuel luego que fuera herido. Se recuerda que Facundo Jones Huala, autoproclamado líder de la Resistencia Ancestral Mapuche, fue condenado recientemente en Chile varios años de prisión por haber participado de un incendio en un fundo y por tenencia de armas de fabricación casera.
Según el juez federal de Bariloche, hubo un enfrentamiento armado el día de la muerte de Rafael Nahuel cuando recibió una herida por un proyectil 9 mm. ”El magistrado dio por probado que se produjo el enfrentamiento, a partir de los análisis de partículas en las manos de los mapuches y también de acuerdo con lo manifestado por integrantes del grupo especial de Prefectura, Albatros” según señalaron medios de prensa


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.