Molinari sobre rechazo al proyecto que regula la venta de alcohol


La concejal de la Unión Cívica Radical Genoveva Molinari denunció que el bloque del Frente para la Victoria faltó a su palabra en el tratamiento del proyecto por el cual se pretendía el cierre de los locales comerciales que expenden bebidas alcohólicas, a partir de la medianoche.

La iniciativa, que venía siendo tratada desde diciembre del año pasado, fue rechazada por los cuatro concejales del Frente para la Victoria y los dos del Frente Progresista.

Molinari aseguró que en la jornada de ayer la presidenta del bloque de concejales del FPV Evelyn Rousiot le adelantó su acompañamiento siempre y cuando se notifique el apoyo formal a la iniciativa por parte de la Asociación Empleados de Comercio.

Precisamente esta nota se entregó a la Secretaría Parlamentaria para anexarla a la ordenanza, pero la palabra no se cumplió y el proyecto fue rechazado.

“Sabemos que estamos tocando intereses importantes. La venta clandestina de alcohol mueve mucho dinero y lamentamos que desde este Concejo Deliberante se esté avalando esta acción”, sostuvo Molinari.

Agregó: “Son los propios concejales que hoy votaron en contra de esta norma los primeros en salir a atacar al Poder Ejecutivo diciendo que no cumplen las normas ya sancionadas. Pero ahora no le brindamos al Ejecutivo las herramientas para que controle. Son ellos los que ponen trabas y escusas en cada sesión pero no aportan nada en las comisiones”.

“Nosotros trabajamos en esta ordenanza precisamente porque se estaba controlando con un decreto que verdaderamente no funcionaba”, recordó.

Al respecto, sostuvo: “Fuimos condescendientes con el bloque del Frente para la Victoria en la última sesión, porque ellos querían que se exprese la Asociación de Empleados de Comercio y así lo hicimos. Presentamos la nota, nos reunimos con el gremio y con el comercio afectado y no hubo ningún inconveniente. Es más, no se afecta ninguna fuente de trabajo. Por lo cual creo que no hace falta nada más”.

“La ordenanza precisamente la trabajamos porque hoy por hoy los inspectores están impedidos de poder hacer cumplir los alcances de la norma, porque son golpeados y amenazados y no se consiguen testigos para las clausuras o decomisos”, indicó la edil radical.

“Es mucho más fácil mirar desde afuera y ponerse a tirar piedras que trabajar en serio”, continuó Molinari.

“Los concejales solo ponen excusas para no acompañar un proyecto que podría permitir el control total de la venta clandestina de alcohol pero a ellos les interesa más atacar al Ejecutivo que ponerse a trabajar en un proyecto”, agregó.

“No nos van a frenar porque vamos a seguir trabajando para regular la venta de alcohol, en el convencimiento que estamos legislando por el bien de nuestros jóvenes y adolescentes”, finalizó.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.