Molinari presentó proyecto de ordenanza para adherir al Protocolo provincial de Detección e intervención del Trabajo Infantil


La concejal de la Unión Cívica Radical Genoveva Molinari presentó un proyecto de ordenanza por el cual se pretende adherir al Protocolo de Intervención para los casos de Detección de Trabajo infantil y Adolescente en la ciudad de Viedma.
Desde la denuncia que la propia concejal hizo sobre la presencia en el centro y costanera de Viedma de menores vendiendo medias, se conformó una mesa interinstitucional de la cual ella participa, para el abordaje de esta problemática y la toma de decisiones al respecto.
Surgió así la necesidad de incorporar este protocolo elaborado por el Poder Ejecutivo provincial, mediante ley sancionada por la Legislatura, para establecer acciones inmediatas en los casos que se presentan cotidianamente en nuestra ciudad.

Esta ley convoca a los Municipios a adherirse y Viedma será el primero de toda la provincia.
“Proponemos la adhesión al protocolo entendiendo que es una herramienta primordial para prevenir y erradicar el trabajo infantil en nuestra provincia y en nuestra ciudad, así como también, proteger a nuestros niños, niñas y adolescentes de la explotación, crueldad y abusos que atentan y vulneran derechos esenciales como el desarrollo, educación, salud, socialización, comprometiendo gravemente su futuro”, expresó la edil radical.
Molinari, además presidenta el Consejo Municipal de Niños, Niñas y Adolescentes, recordó que desde ese lugar “se promueven mecanismos de seguimiento, monitoreo, evaluación de políticas públicas, estableciendo y generando relaciones con organismos y personas que trabajen en las áreas de infancia y adolescencia en los ámbitos gubernamentales y no gubernamentales en distintos niveles y jurisdicciones, a los fines de garantizar el cumplimiento de los derechos y la protección integral de los niños niñas y adolescentes”.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.