MEDIDAS PARA MEJORAR EL SISTEMA DE DESAGÜES CLOACALES


Los legisladores Jorge Ocampos y Daniela Agostino, presentaron un
proyecto de ley con el objetivo de modificar artículos del marco
regulatorio para la prestación de los servicios de agua potable,
desagües cloacales, riego y drenaje en la provincia de Río Negro (ley J
N°3183).

“Nuestra propuesta tiene el propósito de permitir y alentar la
instalación y uso de cámaras sépticas y plantas depuradoras en el caso
de viviendas, desarrollos habitacionales y emprendimientos comerciales.
Con esto, las aguas negras tendrían un tratamiento (parcial o total) que
contribuiría al mejor funcionamiento de las cañerías colectoras y
aliviaría el funcionamiento de las plantas depuradoras públicas, además
las aguas grises resultantes del tratamiento podrían ser reutilizadas,
para riego, lavado de vehículos, etc., con lo cual se reduciría el uso
de agua potable para esos fines”, explicó Ocampos.

“Actualmente existen en el mercado plantas compactas altamente
eficientes que permiten su instalación y funcionamiento apropiado en
espacios reducidos de modo que pueden ser aptas también para algunas
zonas urbanizadas”, mencionó el parlamentario y aclaró que “el
Departamento Provincial de Aguas, los concesionarios de los servicios de
saneamiento conjuntamente con los municipios deberán especificar de que
forma deben ser eliminadas las aguas servidas, determinando cuales son
las cámaras sépticas y plantas depuradoras adecuadas e implementando
mecanismos de control que constaten el buen funcionamiento de las ya
instaladas o a instalar (domiciliarias o de emprendimientos
comerciales)”.

Ocampos explicó que una de las modificaciones propuestas es sobre el
artículo 5, referido al ‘RÉGIMEN JURÍDICO’. Aquí se establece que los
sistemas de tratamiento contribuidos por vecinos o terceros tendrán
carácter de precarios y cesarán al momento en que el concesionario esté
en condiciones. “Tenemos que notar que en las ciudades rionegrinas, la
mayor parte de la inversión en infraestructura para depuración de
líquidos ha estado a cargo del erario público” sostuvo el legislador y
aseguró que “muchas urbanizaciones y emprendimientos han desarrollado
sistemas de depuración avanzados y eficientes, que de ninguna forma
pueden considerarse precarios, además existen viviendas y
establecimientos pequeños que disponen de sistemas tradicionales bien
mantenidos y suficientes para la apropiada depuración de los líquidos
que generan”.

El artículo 12 referido a ‘DESAGÜES CLOACALES ALTERNATIVOS’, es el otro
punto que se intenta modificar, este punto determina que desde el
momento en que el servicio de desagües cloacales esté disponible el
usuario debe conectarse obligatoriamente a él y clausurar todo sistema
alternativo de que disponga. Ocampos sostuvo “como ya he mencionado, en
muchos casos dada la disponibilidad local de sistemas depuradores
suficientes, esta obligatoriedad resulta ser una medida innecesaria y
económicamente gravosa para el erario público”.

Finalmente Ocampos y Agostino consideraron que con esta medida simple y
práctica “se estaría contribuyendo con una notable mejora en los niveles
de saneamiento hídrico en Río Negro, evitando que los ríos y lagos sigan
siendo el receptor de aguas residuales pobremente tratadas o sin
tratamiento. Esta propuesta no excluye la obligación de los
concesionarios del servicio o de las autoridades correspondientes, de
hacer todos los esfuerzos técnicos y económicos para que las plantas
depuradoras sean ejemplares en su funcionamiento”.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.