Marcelo Odebrecht declaró sobre las coimas en Perú y complica a sus socios argentinos


El mayor causal del Lava Jato Brasilero, por el cual cientos de políticos de ese país están presos o siendo investigados en la justicia por corrupción, declaró en Perú dónde entre otros coimeó a presidentes y líderes opositores, y su declaración salpica a la argentina.

Según informó el diario El Comercio de Perú, en las últimas horas, se conocieron en Perú las 2 horas y 55 minutos de grabaciones de la declaración de Marcelo Odebrecht ante fiscales peruanos y brasileños el 9 de noviembre en el marco de investigaciones por presuntos hechos de corrupción en ese país. Fueron divulgadas por el diario.

En el marco de un acuerdo judicial, el acusado, nada menos que uno de los mayores empresarios de Brasil, va explicando pagos o “donaciones” a toda la plana mayor de la política peruana, desde el ex presidente ahora detenido Ollanta Humala hasta la actual líder opositora Keiko Fujimori.

Odebrecht explicó que “En la mayoría de los casos, quienes hacían los pagos eran los socios locales, y nosotros luego los reembolsábamos”.

Si eso susedió en argentina muchas empresas que fueron socias de Odebrech en la realización de megas obras publicas quedarían involucradas. Por ejemplo:

La investigación del juez Sebastián Casanello sobre obras de la empresa estatal Aysa para construir la Planta Paraná de las Palmas, en una licitación ganada por Odebrecht junto a socios locales Benito Roggio, Supercemento y Cartellone.

La causa que lleva el juez Marcelo Martínez di Giorgi por la adjudicación de las obras del soterramiento del Ferrocarril Sarmiento a una Unión Transitoria de Empresas (UTE) que integraban Odebrecht con Iecsa, por entonces del primo del presidente Mauricio Macri, Angelo Calcaterra, además de los italianos de Ghella, entre otros.

Obviamente las empresas argentinas niegan que esto haya sido así y afirman que las coimas acá las pagada directamente el brasilero.

(El Comercio, IDL Reporteros, Perfil)

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.