MACRI CONTRA LOS SUBSIDIOS EN LA PATAGONIA “TENEMOS FRIO,…PERO NO SOMOS PECHOS FRIOS” PIENSA LA GENTE


Un gobierno que no encuentra el rumbo (que nunca lo tuvo) solo tiene destino de fracaso estrepitoso. Es un Titanic con final anticipado. Es una mentira, ya no con patas cortas…literalmente, sin patas. Dice alguien “que le aflojen a la Revolución de la Alegría, porque me están matando, y no de risa”. En Macrilandia todo esta bien siempre: “estamos al borde del abismo….pero vamos a dar un paso adelante”.
Y mientras muchos se desviven y otros se desmueren, la fiesta para algunos empresarios (”amigos son los amigos”) cobra intensidad y en nada se diferencia de los festejos piqueteros y planeros de antaño. “Todo es igual, nada es mejor” decía Discepolo en su Cambalache inmortal,
Ajuste salvaje, mortal, feroz, que nadie explica. Inflación imparable que asusta a economistas partidarios. Tarifas que ya nadie puede pagar. Ya no se ve luz al final del camino, porque hasta el camino lo tarifaron y cobran peaje…y la luz está fuera de los bolsillos de la mayoría.
Algún iluminado economista sugiere ir contra los subsidios en la Patagonia. Tal vez sea el mismo que le susurró al oído a Macri que por estos lares la gente anda en musculosa y en patas porque derrocha gas y calefacción en pleno invierno (con 20 bajo cero). Tal vez sea el mismo que aconseja aumentar los combustibles porque los patagones no se merecen tarifa diferenciada. Seguro que es el mismo que dice “un jubilado de Bariloche gana 40.000 pesos…hay que sacarle el adicional de zona fría y que se arregle con 10.000”.
El ajuste no terminó, según Macri. Todavía falta lo peor dicen muchos. Y mientras tanto nos horrorizamos del 1.000.000% de inflación de Venezuela y nos acostumbramos al 30% mensual en nuestro país.
En el reino de Macrilandia, donde las noticias llegan endulzadas para los delicados oídos gobernantes, el brujo mayor, Durán Barba, debe estar buscando nuevas fórmulas para que el 2019 encuentre a Cambiemos con mínimas posibilidades de subsistir (no ya de ganar). En círculo intimo, todos se dan cuenta que cada medida anunciada, cada incremento de tarifas, cada avasallamiento de derechos ganados, es un clavo más en el ataúd de un proyecto político que llegó con apoyo de muchos luego de hastío del kirchnerato y amenaza con irse con el repudio de todos por culpa de los errores económicos.
No sirven de nada las consignas vociferadas o las sentencias “grafitadas”. Pero nos vamos a permitir una mínima catarsis diciendo “Con la Patagonia NO, porque los pocos que somos tenemos frío…pero no somos pechos fríos”.
Cuanto dolor da darse cuenta que al final Cristina no era tan “bruja mala” del cuento y que Macri no era el príncipe azul que muchos soñaron. Se terminó la magia, y todos se transformaron en zapallos.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.