Los barrios El Progreso y 150 viviendas contarán con la estación de impulsión de líquidos cloacales


En representación del Intendente José Luis Zara, el Secretario de Obras y Servicios Públicos, Jorge Isaac, presidió la apertura de sobres de las ofertas correspondientes a la obra de construcción de la estación de impulsión de líquidos cloacales, que beneficiará a los barrios El Progreso y 150 Viviendas.

Junto a los representantes de las empresas oferentes y obreros de la construcción del gremio SITRAIC, participaron del acto el Secretario de Hacienda, Ricardo Tellería, Subsecretario de Obras Públicas, Roberto Haure, la Directora de Gobierno, Adriana Llambay, y el presidente de la Comisión de Fomento del barrio el Progreso, Martín Vivanco.

“Estamos muy contentos por esta licitación. Es una obra muy esperada por todos los vecinos desde hace casi veinte años y un objetivo que teníamos como comisión de fomento; terminar con la obra de cloacas para el barrio”, aseguró el referente.

Al mismo tiempo, resaltó que la obra “fue un compromiso que había asumido el intendente José Luis Zara, para que nuestro barrio pueda contar con un servicio que es muy importante para todos los vecinos”.

Las ofertas fueron presentadas por dos firmas; LUMIGASS S.R.L., y PATRICIA BAEZ.

“Para nosotros esta licitación es muy importante, ya que la obra tenía dos tramos; el primero la red y el segundo la estación elevadora con la impulsión”, afirmó el Secretario de Obras Públicas, Jorge Isaac.

Además, agregó: “Cuando asumimos en diciembre nos encontramos que teníamos una obra prácticamente terminada pero que no iba a ningún lado, porque no estaba licitada la estación de bombeo que permitía sacar los líquidos cloacales, es decir que los vecinos tenían las cloacas hace un año pero no se pueden utilizar”.

“Esta obra va a permitir poner en funcionamiento la obra de cloacas ya ejecutada con financiamiento del ENOSA”, resaltó.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.