LORENA MATZEN, LA PATRONA


“La diputada (Lorena) Matzen habla como si fuera la patrona y el resto de la dirigencia política no fueran pares, sino sus criados. Me parece que se subió a un caballo muy alto”, replicó la Legisladora Sandra Recalt, luego que la representante de Cambiemos en la Cámara Baja, manifestara ante eventuales alianzas: “primero emprolijemos la casa para tener invitados”.

“No me siento invitada de nadie, sino que me siento protagonista de una construcción provincial, como la que hacemos desde Juntos, de la que estoy orgullosa”, destacó Recalt.

La Legisladora también se refirió a ciertos signos de preocupación de los intendentes de Cambiemos, por supuestos cambios en el trato que les dispensa el Gobernador Alberto Weretilneck. Para Recalt el trato “es el normal”, y recordó que “en gestiones anteriores, me consta que muchos intendentes ni siquiera conocían el despacho del Gobernador”. En este sentido agregó que “deberían tener en cuenta, que este fue el único gobierno provincial que entregó aportes no reintegrables de manera directa a los intendentes, sin mirar de qué partido vienen, ya sea mediante la prórroga de los contratos petroleros, donde estuvo previsto coparticipar recursos, y ahora con el Plan Castello, donde se da la chance también de recibir recursos para mejorar sus ciudades”.

“Es llamativo, que algunos intendentes que ni siquiera se toman la molestia de llamar o acercase al despacho del Gobernador, y luego se quejan. Es una actitud que aporta poco a una mejor convivencia institucional”, aclaró la Legisladora.

“Queda muy mal parada la Diputada Matzen hablando desde ese rol de señora dueña de casa o de patrona”, se lamentó Recalt, quien a su criterio la Diputada Nacional, “debería actuar con humildad”.

En cuanto a las quejas de la dirigencia de Cambiemos, Recalt alertó sobre la crisis de la fruticultura, que a su juicio “no recibe la atención necesaria del gobierno nacional”. En relación a este tema, agregó que “la Diputada Matzen podría hacer gestiones en favor de la fruticultura, en vez de ponerse en el rol de la patrona que manda”.


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.