LLEGÓ EL 2018 Y TAMBIÉN LLEGARON LOS AUMENTOS DE TARIFAS Y PRECIOS


Como ya estaba anunciado, incluso desde antes de las elecciones, desde febrero vendrá una nueva corrección a la tarifa de la luz, acompañada de una suba en los boletos de colectivos que está actualmente en discusión. Además se espera de un momento a otro también una remarcación en el precio de los combustibles para acomodarlo al nuevo valor del dólar y, obviamente, todo esto acelerará la inflación.

“El último aumento de los combustibles fue a comienzos de diciembre. Como el principal costo es el petróleo -se trata de un valor internacional que subió- asoma un encarecimiento. Además, el importe de los combustibles refleja la depreciación del peso frente al dólar y diciembre fue uno de los meses de mayor devaluación del 2017 (…) YPF es la principal empresa petrolera del país y marca el pulso del sector. Cuando la firma de mayoría estatal ordena una suba, después la replican sus competidores. Aunque había un aumento en marcha, el zarandeo del dólar de los últimos días del año (el jueves cerró a $ 19,46, al día siguiente a $ 18,92) motivó la decisión de esperar que el mercado de cambio se aquietara y estabilizara antes de tomar una decisión, según comentan en el sector. Con respecto al próximo ajuste, se habla de un piso de 5%, pero no está confirmado”, explica Martín Bidegaray en una nota del diario Clarin.

Pero la inflación y el valor del dólar no son un problema para el gobierno. “”Este año jugó a favor el efecto positivo de la alta liquidez en el sistema financiero, pero ese es un fenómeno transitorio que no se iba a repetir en 2018. Sólo con una baja en las tasas de interés es posible que el nivel de actividad crezca el 3% o algo más, aunque resignemos algo en términos de la velocidad de la baja de la inflación”, explicó un funcionario nacional al diario La Nación.

Y aunque el gobierno modificó sus ‘metas’ inflacionarias al 15% para el 2018, la mayoria de las consultoras económicas privadas hablan de una banda que oscilaría entre el 18 y el 20%.

Pero no solo los servicios de energía y transporte aumentarán sus precios, desde hoy la tasa para sacar el DNI pasará de 60 a 100 pesos, mientras que la obtención del documento en 24 horas costará 1.000 pesos, informó el Registro Nacional de las Personas (Renaper).

“La actualización de la tasa responde a la necesidad de acercar el valor del DNI a su costo de producción donde el Estado no solo no obtiene ganancias sobre la tarifa sino que subsidia más del 50 por ciento del mismo”, informó el organismo.

En el texto de la resolución publicada en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo aclaró que el derecho a la identidad está garantizado para toda la población, ya que “las personas que no cuenten con los recursos necesarios para abonarlo quedarán exentas de dicho pago”.

Según el nuevo cuadro tarifario, que entrará en vigencia este miércoles 3 de enero, la obtención del DNI original así como sus renovaciones de 5, 8 y 14 años costarán 100 pesos. Lo mismo costará la rectificación de datos o su cambio por extravío y deterioro. La excepción son los ejemplares D, es decir, la cuarta emisión, que saldrá 150 pesos.

Por su lado, el DNI en 24 horas y el DNI exprés (con envío certificado a domicilio) tendrán un costo de 1.000 y 1.150 pesos, respectivamente.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquellos mensajes obsenos o agraviantes que pudieran ser escritos pueden ser reportados por los usuarios y sus autores podrán ser inhabilitados para volver a comentar en el futuro.